Jugador de Pumas traiciona a su compañero y deja que lo expulsen por su culpa [VIDEO]

Jesús Rivas fue expulsado injustamente en el Santos vs Pumas de la Copa MX.
Jesús Rivas no pudo contener el llanto tras ser expulsado injustamente (Foto: Captura)

La Copa MX es ese torneo en el que puede pasar de todo, literal. No por nada en muchas ocasiones escuchan frases como “simplemente las noches mágicas de la Copa MX” en tono burlón, pero es que el certamen se ha encargado de protagonizar momentos realmente increíbles y el 2020 no podría ser la excepción.

Te recomendamos: Ares de Parga se vengará de Pumas y desmantelará el equipo.

Por si la derrota de Chivas contra Dorados no hubiera sido lo suficientemente sorpresivo, el Santos vs Pumas de los Octavos de Final ha quedado aun más para el recuerdo. En el juego de ida de esta llave, pasará a la posteridad por el hecho de que el árbitro expulsó a un futbolista que ni siquiera fue parte de la jugada.

La historia de lo sucedido va de la siguiente manera: al minuto 13, Santos tuvo un tiro de esquina a su favor, el portero felino salió de mala forma y dejó vulnerable su portería, lo cual iba a ser aprovechado por el cuadro de Torreón; sin embargo, una mano descarada de Martín Barragán impidió el gol. Como debía, el silbante marcó penal, pero al momento de castigar al futbolista, se equivocó rotundamente de rostro.

Tras la jugada, el árbitro Brian Omar González decidió mostrarle la tarjeta roja a Jesús Rivas, canterano de Pumas que, al inicio de la jugada, apenas estaba entrando al área grande. Es decir, ni siquiera estaba cerca del balón. 

Naturalmente, Rivas -de 17 años- fue a reclamar su expulsión. “Yo estoy allá”, le dijo el joven al árbitro asistente, quien tampoco fue de mucha ayuda.

Por si fuera poco, tras ver la expulsión, Barragán nunca se acercó al silbante para reconocer su error y así evitar que su propio compañero fuera expulsado justamente, por lo que Jesús tuvo que marcharse del campo. Lo hizo entre lágrimas.

Después de todo el revuelo que se armó, Santos cobró su penal y, para hacer aún más curiosa toda la situación, el jugador Adrián Lozano falló el tiro, después de que el portero hiciera una gran atajada para mantener el 0-0 que cambiaría drásticamente tras los 90 minutos.

Al final, el cuadro de Torreón ganó 4-2, aunque llegó a estar arriba 4-0. A ver si en la vuelta no hay más sorpresitas.

Publicidad