Con sufrimiento: Chivas gana el juego de ida en la final de la Concachampions [Goles]

Llegó el día tan esperado para los Chivahermanos, después de tanto pedirlo, la final de la Concachampions 2018 frente al Toronto FC se hizo realidad, buscando ganarse un lugar en el...

Llegó el día tan esperado para los Chivahermanos, después de tanto pedirlo, la final de la Concachampions 2018 frente al Toronto FC se hizo realidad, buscando ganarse un lugar en el Mundial de Clubes al final de año.

El partido comenzó a pedir de boca para el cuadro mexicano. A los dos minutos, una buena jugada de Issac Brizuela terminó con un centro al área canadiense, el cual aprovechó uno de los mejores jugadores del conjunto rojiblanco, Rodolfo Pizarro, para mandar el balón al fondo de las redes. No había una mejor forma de empezar una final.

Pese al duro golpe recibido, era evidente que el nivel de Toronto debía aparecer en cualquier momento y, tras la anotación en contra, comenzó a hacerse del partido. Sus jugadores de adelante empezaron a tocar el balón, a moverse y a ganar duelos individuales, hasta que llegó la gran respuesta.

Una jugada de Delgado le permitió ponerse de frente al marco y mandar un centro raso. El esférico cruzó el área, ni la defensa ni el portero pudieron cortar el pase y Jonathan Osorio llegó a cerrar la pinza para vencer al guardameta del Rebaño. Un 1-1 al minuto 19 muy movidito.

Tras el paso de los minutos, Toronto se fue adueñando cada vez más del encuentro, al punto de que cada vez que se acercaba al área había sensación de peligro. En realidad el conjunto de la MLS generó peligro en repetidas ocasiones, haciendo figura al portero Jiménez, principalmente en un tiro libre de Sebastián Giovinco y en un disparo de Jozy Altidore, que sacó a puro reflejo.

Aunque la presión de los canadienses fue constante, no pudieron marcar diferencia en el marcador y se fueron con el empate al descanso.

El segundo tiempo comenzó como terminó el primero: con Toronto atacando. El equipo de Giovinco y compañía se adueñó del balón y metió atrás al conjunto mexicano, que apenas y podía salir al mediocampo, con un parado que parecía hecho para el contragolpe.

Sin embargo como todo mundo sabe, el futbol es de goles, y Toronto no aprovechó su momento, por lo que le dieron vida a unas Chivas que encontraron su segunda anotación cuando menos parecía posible. Un tiro libre cobrado por Alan Pulido, que en primera instancia parece ser un centro, terminó colándose en la portería canadiense, firmando un golazo.

Toronto trató de responder al batacazo del Guadalajara y de nuevo se fue en busca de la portería del equipo azteca, pero Chivas también creó peligro en el área rival. Aunque ambos trataron de encontrar una anotación más ninguno de los dos conjuntos pudo hacer más daño.

Un 1-2 muy favorable al cuadro mexicano, que regresará a Guadalajara con todo a su favor. Eso sí, hay que decirlo, Toronto merecía más y no será un rival fácil.

No se confíen mucho, Chivahermanos.

Publicidad