Una de las percepciones más arraigadas sobre los futbolistas es que deben cuidar su cuerpo de manera perfecta, porque el deporte actual así lo demanda. Comer bien y hacer ejercicio constante, así se piensa su vida, pero Stefan Kiessling, excompañero del Chicharito Hernández en el Bayer Leverkusen, dejó en claro que en ocasiones no es así y los jugadores encuentran ‘fallas’ en el sistema para poder hacer un poco de trampa.

En una entrevista para el medio alemán, Sports Bild, Stefan aceptó que cuando llegaban las vacaciones, el Bayer Leverkusen les dejaba ejercicios para mantener el físico en buen estado, pero él no los hacía todos y usaba la gran condición de su mujer a su favor.

Jugadores del Bayer Leverkusen pagarán indisciplinas con regalos para trabajadores

“Te dan un reloj que te mide la frecuencia cardíaca y que almacena todo el ejercicio. Y como mi esposa es muy atlética, hizo algunas carreras con la pulsera de acuerdo a mis especificaciones. Lo hizo tan bien que nadie se dio cuenta”, señalo Kiessling para el medio citado.

Muchos podrían pensar que la anécdota se quedaría hasta ahí, pero el cinismo del exdelantero no terminó ahí, pues además de admitir que recibió ayuda de su esposa, también aseguró que durante toda su carrera nunca realizó al pie de a letra los ejercicios que el club le dejaba para hacer en casa. “Nunca hice el cien por cien de los ejercicios en los periodos de preparación. Ni una vez”, reconoció el alemán.

Sin mucho reconocimiento a nivel internacional, Stefan dejó una huella importante en la Bundesliga, pues desarrolló toda su carrera en esa competición y fue con el Bayer Leverkusen donde se convirtió en un jugador institución.

Kai Havertz no jugará la Champions League por culpa de la escuela

Ahí en el Bayer, Stefan compartió vestuario con el Chicharito, desde que el mexicano fichó en 2015 hasta el 2017, de hecho el mexicano relegó un poco a la banca al goleador.

En total con el cuadro alemán, el delantero firmó 162 goles en 444 partidos disputados, mismos que le sirvieron para convertirse en el segundo mejor anotador en la historia del club, por lo que seguramente sus pequeñas trampas en este momento no importan nada.