¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Barcelona hace pedazos al Real Madrid en la Copa del Rey [Goles]

El Barcelona acaba con el sueño del Real Madrid en las semifinales de la Copa del Rey.
Redacción Los Pleyers
(Imagen: Getty)

El futbol es caprichoso. En la última década es innegable que el Barcelona le ha pasado por encima al Real Madrid, la mayoría de los partidos con justicia. Sin embargo, el cuadro blanco también ha hecho gala de grandes enfrentamientos y en ocasiones el deporte no le dio la mejor cara. Ejemplo de esto último fue el juego de vuelta en las semifinales de la Copa del Rey.

Con el 1-1 en el global, la serie llegó al Santiago Bernabéu con ambos equipos con el cuchillo entre los dientes. Dar a un ganador, con seguridad, por adelantado era casi imposible y después de los primeros 45 minutos aún más.

La primera mitad del juego fue plenamente blanca. El conjunto de Santiago Solari sabía a lo que jugaba, cómo atacar y defender en los momentos correctos. El buen entendimiento llevó a que Vinícius protagonizara la primera jugada polémica, pues no se marcó un posible penal a favor del Madrid. Sin embargo, el Real no se puede escudar en esta acción para decir que perdió el partido.

Tras la controversia, el conjunto blanco tuvo tres opciones claras más -por lo menos- de irse al frente, un par de Vinícius Jr. y otra más de Benzema. Ninguno supo capitalizar.

Hay un dicho muy famoso que asegura que “el que perdona, pierde” y el Real Madrid lo está entendiendo a la perfección. En el juego de ida falló, en el segundo también y el Barcelona, a diferencia, supo acabar con la eliminatoria.

Para la segunda mitad, el cuadro de Ernesto Valverde, calló el Bernabéu al minuto 50′. Luis Suárez apareció, tras un gran movimiento y pase de Ousmane Dembélé, para adelantar la serie y de ahí prácticamente no hubo otro equipo.

El Madrid intentó reaccionar, pero una atajada espectacular de Marc Ter-Stegen frustró el cabezazo de Reguilón. Después de esa acción, los últimos dos clavos en el ataúd blanco no tardaron en llegar. Otro buen arranque de Ousmane terminó en un centro que Raphael Varane empujó en propia puerta y Suárez cerró la cuenta con un penal a lo Panenka.

El marcador es contundente, pero la realidad es que la única gran diferencia fue la contundencia. Para ejemplificar, está el siguiente dato: el Barcelona tuvo dos tiros a gol (que anotó) y tres goles; mientras que el Madrid lo hizo en cuatro ocasiones sin éxito. Sí, hoy más que nunca, el Real Madrid extrañó a Cristiano Ronaldo.

Ahora, el Barcelona espera entre Sevilla y Betis para saber cuál será su rival en la final de la Copa del Rey, esa que ha ganado las últimas cuatro ocasiones. Una locura.