Baile de futbolista desata batalla campal en Brasil

El baile del delantero del Fluminense, Samuel desató una batalla campal en la final de Taça Rio Sub-20.

Ganar de último minuto siempre dará gusto, más cuando eres tú quien anota el gol de la victoria, pero en muchas ocasiones nuestra alegría puede provocar el enojo del equipo rival. Justo eso fue lo que sucedió este fin de semana en Brasil, cuando el Vasco Da Gama y el Fluminense en enfrentaron en la final de Taça Rio Sub-20, pues el baile de un futbolista calentó al rival y comenzó una pelea en la que también participaron aficionados.

El juego de la final entre Vasco da Gama y el Fluminense se realizó en el Estadio São Januário de Río de Janeiro. En la recta final del partido el Flu ganaba el partido 4-3, en los últimos minutos Vasco tuvo un tiro de esquina y hasta el portero a rematar, pero la defensa pudo rechazar y en tres toques armaron un contragolpe letal que terminó en lo pies del delantero Samuel, quien antes de empujar el balón a la portería comenzó a bailar.

Leer Más: Partido de la FA Cup desata violencia en Sudáfrica.

La acción molestó al equipo rival quienes lo persiguieron hacia el tiro de esquina, lugar donde comenzó la pelea, pero todo se salió de control cuando los aficionados que se encontraban en las gradas invadieron la cancha.

Samuel corrió hacia sus compañeros para festejar la anotación que sentenciaba el partido 5-3 a favor del Fluminense, pero no se percató que atrás de él ya venían los jugadores del rival para comenzar con la pelea.

Al percatarse que todo se estaba saliendo de control tuvieron que correr para abandonar la cancha y encerrarse en el vestidor, lugar en donde permanecieron por varios minutos. Al mismo tiempo las cámaras y todos los elementos necesarios para la transmisión también debieron ser evacuados.

“Nos sentimos arrinconados, sentimos mucho pánico. Yo voy a castigar a mi jugador por haber hecho eso, pero no corresponde lo que hicieron”. Declaró el estratega del Fluminense, Leo Percovich.

“Fue un gesto de euforia, pero sirve de aprendizaje. Dijo que fue la emoción del gol. Él suele hacer eso en los festejos, pero después de convertir, no antes”. Afirmó el capitán Diogo.

Publicidad