El deporte y la violencia son dos temas que no se deberían juntar, pero que lo hacen más seguido de lo que se quisiera, como sucedió en la ciudad de Guadalajara, donde se protagonizó un nuevo episodio lamentable, que dejó múltiples heridos por arma de fuego.

De acuerdo a la información de diferentes medios, un comando perpetuó un ataque a punta de balazos en la Unidad Deportiva Santa Elena, ubicada en la ciudad de Jalisco, alrededor de las 22:30 de la noche del pasado miércoles mientras se disputaba un partido de futbol amateur entre los equipos del Arsenal y Tecos de Brasil. El saldo fue de cuatro personas heridas, dos de ellas de gravedad y que se mantienen en observación.

Cuatro futbolistas desaparecidos en Veracruz

Según declaraciones de otros jugadores que se encontraban en el lugar, y pudieron resguardarse, los atacantes fueron dos sujetos, quienes se transportaban en un carro blanco (Atos) y otro gris (Mazda).

Tras asegurar el lugar e investigar los hechos, las autoridades encontraron al menos 27 casquillos, ocho de nueve milímetros y el resto de .223, de acuerdo a información de Proceso.

El partido, antes de que se abriera fuego en contra de los jugadores, marchaba 3-0 a favor de Tecos, aunque minutos después eso importó muy poco. Hasta el momento se desconoce el motivo del ataque y si los atacantes buscaban afectar a una persona en específico.

De acuerdo al medio Publimetro, las autoridades investigan que el hecho no esté relacionado con un ataque que también se sufrió el mismo miércoles durante la mañana.

Este no es el primer hecho violento ligado al futbol amateur recientemente, ya que en días pasados también se reportó el secuestro de jugadores en el estado de Veracruz.

Con balazos se desató la violencia en Celaya tras partido contra San Luis [Video]

El futbol y la violencia parecen cada vez más ligados e incluso el futbol profesional no se salva. Basta con recordar los sufrido en la Liga de Ascenso, cuando se escucharon detonaciones de arma de fuego después del partido entre Celaya y Atlético San Luis, en la pasada Jornada 5.

Esperemos estos sean los últimos casos reportados, aunque eso luce prácticamente imposible.