Así fue la inolvidable chilena de la Momia Gómez en el Mundial Sub-17 de 2011

Julio Gómez nos hizo vibrar a todos.
Julio Gómez hizo una chilena de antología | Foto: Mexsport

El 7 de julio de 2011 es una fecha que ningún aficionado al fútbol mexicano podrá olvidar. En la semifinal del Mundial Sub-17 celebrado en nuestro país vimos uno de las mejores anotaciones en la historia reciente de la Selección Mexicana, donde Julio Enrique “La Momia” Gómez hizo un golazo de chilena para ganarle a Alemania y pasar a la final de aquel certamen, que a la postre ganaron.

Sabemos que ese gol tuvo sus tintes de dramatismo, pero ¿Cómo fue exactamente el gol de la Momia aquel día en Torreón? Revivamos esta anotación a diez años de que se llevó a cabo y que Julio hizo gritar a millones de mexicanos por la entrega y sacrificio que en ese día pudimos apreciar.

México celebrando con la gente la victoria | Foto: Mexsport

A matar o morir ante Alemania

La cancha del Estadio TSM fue testigo de un duelo sumamente emocionante, donde mexicanos y alemanes buscaban la final de Mundial Sub-17 de la FIFA. México tenía como antecedente que nunca, en ninguna división, le había ganado a Alemania en ese entonces en partido oficial,  por lo que esté cotejo era un buen incentivo para lograr la gesta.

Los dirigidos por Raúl Gutiérrez se pusieron al frente momentáneamente al minuto tres, gracias al gol de Julio Gómez, jugador del Pachuca en ese entonces. Sin embargo, la alegría no duró, ya que al 10’, los teutones empataron con tanto de Samed Yesil, en aquel momento, perteneciente al Bayer Leverkusen.

No hubo muchas más emociones, por lo que el primer tiempo terminó 1-1. Para el complemento, el clima empezaba a cobrar factura, ya que el acostumbrado calor infernal de Torreón y el sol que estaba al máximo en a la casa del Santos Laguna comenzó a mermar el accionar de ambos equipos.

A pesar de las adversidades, los alemanes se fueron al frente al 60’, gracias a una anotación del actual jugador del Borussia Dortmund, Emre Can, poniendo el 1-2 en el tablero. Después del gol, los teutones estuvieron encima de la escuadra nacional alrededor de 15 minutos, buscando el gol que finiquitara la serie.

Por fortuna para el cuadro tricolor, la suerte iba a cambiar. En el minuto minuto 76, Jorge Espericueta realizó la anotación que le daba el empate a México; sin embargo, en la jugada, Julio Gómez sufrió un fuerte golpe en la cabeza, razón por la que tuvo que ser vendado, agregando dramatismo puro al partido.

La chilena de la momia

México ya no tenía cambios, por lo que la única esperanza de tener equipo completo era que Julio se recupera. Después de que el equipo médico hizo su parte, Gómez entró al terreno de juego con varias vendas en la cabeza, siendo la razón por la que se ganó el apodo de “La Momia”.

En el ocaso del juego y cuando se pensaba que el partido se iría a tiempos extras, Julio Gómez metió una chilena espectacular al 90′, tras un tiro de esquina y un rebote, haciendo vibrar a todas las personas que estaban en el estadio. Con este tanto y como sacado de un guión de película, México vencía 3-2 a su similar de Alemania, instalándose así en la gran final.

A pesar de que la carrera de Julio nunca pudo despegar por diversos factores, nunca olvidaremos lo mucho que nos hizo vibrar con ese gol, demostrando que ninguna herida puede ser más determinante que las ganas de triunfar y sobresalir, sacando recursos de otro partido como son las chilenas.

¿Volveremos a ver brillar a Julio Gómez?

***

Encuentra el mejor contenido de Los Pleyers en nuestro canal de YouTube.

Publicidad