Árbitros mexicanos son obligados a pagar pruebas de COVID-19 para poder pitar

La FMF amenazó con dejar sin trabajo a todos aquellos silbantes que no presenten sus pruebas
Fuente: Imago7

Cuando parece que el futbol mexicano ya no puede sorprendernos siempre se inventan algo nuevo. Lo que parecía ser un inicio de semana de tranquilo se convirtió en un suplicio para los árbitros mexicanos que cada semana se encargan de hacer cumplir el reglamento en los juegos del balompié nacional.

Lee más: ¿Por qué los árbitros no expulsan Gignac en la Liga BBVA MX?

De acuerdo con información de Ignacio “Fantasma” Suárez la Comisión de Arbitraje de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) realizó una junta con todos los silbantes que integran la Liga de Expansión MX, la Liga Premier y la Tercera División Profesional. El motivo de la reunión, la cual se hizo a través de Zoon, era para hacerles llegar la noticia de que para poder seguir con sus labores normales los colegiados tendrán que pagar sus propias pruebas de COVID-19.

Fuente: Twitter

Arturo Ángeles, Quetzalli y José Santana fueron los miembros de la Femexfut que se hicieron cargo de hacer llegar el mensaje a los árbitros. Las pruebas PCR de coronavirus tienen un costo de 2 mil 500 hasta 3 mil pesos cada una. El sueldo de un silbante de las categorías ya señaladas ronda entre los 2 mil 700 pesos, eso quiere decir que de lo que ganan en un partido deberá salir para su examen médico.

Esta noticia también alcanzó a los colegiados de la Liga MX Femenil, quienes tendrán que soltar dinero de su bolsilo para que puedan ser programadas cada semana. Los resultados de las pruebas tendrían que presentarlos cada 15 días para que no haya ningún inconveniente con los altos mandos.

Fuente: Twitter

Y por si te lo perdiste:

Fuente

Publicidad