Han pasado tres días desde que inició la Copa América, pero ya hay muchos problemas porque el torneo no es atractivo para la afición. Para esta edición, la sede es Brasil, pero el problema es que ya han pasado varios partidos y se han visto los estadios con poca gente, lo que ha comenzado a preocupar a la Conmebol.

El plan del Tata Martino Para que México juegue Copa América

Hasta el momento se han realizado cinco partidos de la Copa América, pero solo en dos han habido estadios llenos, lo demás cotejos se han realizado con muy poca afición. Es por ello que comienzan las preocupaciones por parte de los organizadores, quienes tienen muchos problemas para vender boletos, así que se espera que la Conmebol recule.

Es por ello que Alejandro Domínguez, presidente del futbol en Sudamérica platicó con los medios de comunicación:

“Preocupa (la baja afluencia de público en el Venezuela-Perú). Preocupa porque uno quiere que la gente venga y vea a los mejores futbolistas del mundo. Hay partidos que tienen muy buena venta y hay partidos que lamentablemente tienen menos”, mencionó el directivo en un evento en tierras brasileñas.

Tan solo en el partido inaugural de Brasil contra Bolivia en el Estadio Morumbi y en el juego entre Argentina y Colombia en la Arena Fonte Nova, los boletos se agotaron. El primer compromiso con muy poca gente fue el que se jugó el sábado entre Venezuela y Perú en la Arena Gremio.

https://twitter.com/Dosis_Futbolera/status/1140403582971236352

No fue el único, continuó el Paraguay vs Catar en el Maracana y el Uruguay vs Ecuador en el Estadio Mineirao. En la transmisión televisiva se pudo observar cómo las gradas se veían con muy pocos espectadores, lo que es muy triste en un torneo de Selecciones que es de suma importancia en Sudamérica.

La Conmebol informó que será hasta el próximo 7 de julio cuando anuncie el número total de entradas que vendió durante la Copa América de Brasil 2019. Se piensa que una de las alternativas para que mejore la asistencia es bajar el precio de los boletos o hasta realizar promociones para incentivar a la afición para que asistan a los juegos que parecen menos atractivos.