¿Tienes flojera para ejercitarte? Aplica estos 5 efectivos remedios

Todo esto te ayudará a comenzar una vida más activa
Es buen momento para comenzar una rutina de ejercicio | Fuente: Getty

Si no estás acostumbrado a hacer ejercicio, es súper común que te pongas barreras para comenzar tu rutina. Uno de los más comunes: La flojera.

Si eres una de esas personas que siempre pones pretextos para hacer alguna actividad física, sigue leyendo que Los Pleyers te traemos cinco efectivos remedios que te darán energía para tu entrenamiento del día.

Escoge tu actividad favorita

Si no eres fanático de ir al gimnasio, hay muchas otras opciones para poner tu cuerpo en movimiento. Algo que sin duda alguna de impulsará es escoger una actividad que sea de tu agrado, que puede ir desde quedarte en casa y ejercitarte con tutoriales de YouTube hasta salir a correr, bailar o algún deporte.

Compañía

Mi novio siempre me dice que no le dan ganas de ir al gym si no va con alguien, así que siempre me arrastra a mí con él. Si también es tu caso, puedes pedirle a tu familia, pareja o mejor amigo que hagan juntos ejercicio. Así no solo mejorarán su condición física, también harán más fuerte su relación.

Objetivos

Esto es clave en cualquier proyecto. Ya sea que quieres mejorar tu salud o tener un mejor cuerpo, ponte metas pequeñas que puedas cumplir en un corto tiempo. Ejemplo de ello es comenzar a hacer media hora de caminata o 50 abdominales y después ir subiendo el tiempo o la cantidad de repeticiones a tu rutina.

El hacer relaciones afectivas con tu grupo te impulsará a hacer ejercicio | Fuente: Getty

Organización

Para todo hay tiempo, siempre y cuando uno quiera. Prepara tu ropa y pre workout para que no tengas ningún “pero” para levantarte y entrenar si vas a hacer ejercicio en la mañana; o lleva todas las cosas contigo para entrenar después de tu trabajo o escuela.

Otro tip en ese punto es ponerte una hora fija para ejercitarte, así el entrenamiento se vuelve parte de tu rutina diaria y no habrá pretexto para saltarlo.

Háblate

Sí, así como lo lees. Platica contigo misma sobre qué quieres lograr, sobre el porqué vas a invertir tiempo en tí, échate porras y menciona todas las cosas bonitas y avances que tienes.

Recuerda que la actividad física no debe de ser una penitencia, es un momento de conexión y de relajación con tu cuerpo y tu mente.

Y por si te lo perdiste, dale clic al siguiente video para conocer la historia de una de las primeras futbolistas que hubo en México…

Fuente