México dejó de participar en la Copa Libertadores en 2017, el principal motivo por el que los equipos de la Liga MX se ausentaron de la competición más importante a nivel de clubes en Latinoamérica fue el calendario, que iba de febrero a octubre.

Este 2018 también se decidió no participar pese a la insistencia de Conmebol. La participación de los equipos mexas en torneos sudamericanos siempre ha sido difícil. No solo por la hostilidad en los estadios, sino por las injusticias que los equipos invitados sufrían. Por ejemplo, jamás cerrar una final jugando de locales, cosa que a partir de la Libertadores de 2019 se modificará.

Lee más: Aficionados del Nacional se burlan de la tragedia del Chapecoense [VIDEO].

La modernidad está llegando al “futbol salvaje” y, en clara copia de la Champions, las finales se jugarán a un solo partido y la sede se definirá meses antes. Así se decidió el día de hoy cuando el Consejo de la Conmebol se reunió en Uruguay.

La final de la Copa Libertadores se disputará a un solo juego

Gremio de Porto Alegre actual campeón de la Libertadores.

El principal motivo será por el dinero. En esta edición, el campeón se llevará seis millones de dólares y el subcampeón tres. A partir de 2019 lo montos se modificarán y adicionalmente a los premios, los dos equipos que accedan se llevarán dos millones más y el 25% del boletaje que se registre. Además, la Conmebol indicó que los equipos ya no gastarán organizando partidos de local.

“Más que un partido, será un gran evento deportivo, cultura y turístico que traerá grandes beneficios para el futbol sudamericano, sus clubes y sus aficionados”, declaró Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol.

La medida beneficiará de muchas formas pero en otras no tanto. Si México regresará a la competición el próximo año y de manera muuuuy sorprendente el Estadio Azteca —por poner un ejemplo— sale sorteado para albergar la final. ¿Asistirían a un Atlético Nacional vs Independiente del Valle?

Por supuesto que no sucedería, la Copa Libertadores es un torneo muy celoso porque los directivos sudamericanos así lo han querido, no es mala idea realizar una final a un partido, pero el trato para con todos los participantes debería ser el mismo.