El deporte en varias ocasiones se ha convertido en el escenario perfecto para ver acciones realmente conmovedoras. Esta vez le tocó el turno al futbol, en Holanda. En el duelo entre el Den Haag y el Feyenoord un montón de peluches cayeron del “cielo”, ¿por qué?

Al partido de la quinta jornada de la Eredivisie acudieron varios niños del hospital de Rotterdam, a presenciar el juego y despejarse un poco del ambiente de la clínica. Esto lo sabían los aficionados del Haag, quienes dejaron a un lado la rivalidad y comenzaron a arrojar cientos de peluches hacia la parte baja del estadio, donde se encontraban los pequeños invitados.

Al final, Feyenoord ganó el partido y continua en el primer lugar de la liga holandesa; pero, sin duda, el gesto de los aficionados del ADO se llevó el partido.