Ferretti vs La Volpe: mismo objetivo, ¿diferente presión?

La final de la Liga MX está a la “vuelta de la esquina”. Tigres y América se medirán de nuevo en la última instancia del torneo mexicano y tienen el...

La final de la Liga MX está a la “vuelta de la esquina”. Tigres y América se medirán de nuevo en la última instancia del torneo mexicano y tienen el mismo propósito: ganarlo. Cara a cara se encuentran los “dos equipos más grandes del país”, según Jürgen Damm.

Frente a frente estarán los dos bigotes más reconocidos del balompié nacional: Ricardo Ferretti y Ricardo Antonio La Volpe. Ambos tienen algo en común en este momento (aparte del nombre y bigote): quieren alzar el trofeo de campeón, pero ¿quién tiene los mejores argumentos futbolísticos para lograrlo? ¿Qué Ricardo tiene la mayor motivación?

La Volpe tiene un arma de doble filo en el horizonte con el campeonato que está por disputar. Desde que llegó a la “Águilas”, el pasado mes de septiembre, el argentino no ha perdido un solo juego en la liga mexicana. Catorce partidos (incluyendo liga, copa y liguilla) invicto es algo que seguramente Ricardo Antonio quiere mantener, además de darle su estrella número 13 a los azulcremas y así confirmarlos como el club más ganador de México.

Por otro lado, América celebra su centenario y la forma digna de festejarlo sería con un título. Tras el fracaso en la Copa MX y el Mundial de Clubes, este es el último intento por rescatar la temporada, a donde arribó “para ser campeón”, y de no lograrlo podría ser el fin de su segunda época americanista (pese a que fue confirmado hasta junio).

En materia táctica, el “Bigotón” tiene a su favor el estilo de juego que ha implementado, el ya conocido “lavolpismo”, aunque no tan ofensivo como el de años anteriores, pero que al final de cuentas le ha terminado por funcionar en sus partidos más recientes.

“Tuve la oportunidad de trabajar con él en sus inicios como técnico y me parece que sí, la vocación ofensiva ha cambiado, sobretodo en la forma en la que asumía y corría riesgos con otros equipos”, mencionó Rafael Puente para ESPN Digital.

En el otro frente está el “Tuca”, que al parecer no tiene nada que perder, solo un título. Y es que Ferretti se ha convertido en un emblema de los Tigres y prácticamente tiene un puesto vitalicio. “El contrato lo tiene hasta que él decida irse”, mencionó la directiva universitaria en 2014.

Ricardo sabe que su puesto no está en juego, puede ganar o perder, y seguirá ahí. Sin embargo, eso no quiere decir que no busque ganar y acrecentar su leyenda dentro del futbol mexicano, pues cumplirá mil partidos como DT y qué mejor forma de hacerlo que en la cima.

Además, Ferretti conquistaría el tercer trofeo de campeón con los universitarios y el quinto en toda su carrera, para ser uno de los entrenadores más ganadores en la historia del balompié azteca, sólo por detrás de Nacho Trelles (7) y Raúl Cárdenas (6).

Respecto a su sistema de juego, no es difícil predecir qué puede pasar. Ya lo dijo el periodista argentino Mario Sánchez: las individualidades de arriba, como Andre-Pierre Gignac, Javier Aquino y Jürgen Damm, le pueden dar una ventaja, la cual defenderá con juego colectivo y organizado, cualidades que han caracterizado sus equipos.

La respuesta al final de todo puede ser sencilla: ambos tienen sus motivaciones personales y colectivas y a lo largo de su carrera han demostrado tener un sistema de juego que les permite ser considerados como unos DTs respetables en el futbol mexicano. Ahora, solo queda esperar para saber de cuál “bigote salen más correas” y quién tendrá un trofeo nuevo debajo de su arbolito de Navidad.

Publicidad