No hay duda: Federer-Nadal, la final que todos queremos ver

Roger Federer ya ha puesto el 50% de la final soñada en el Australian Open, el restante 50 está en manos de Rafael Nadal. Después de que Novak Djokovic y Andy...

Roger Federer ya ha puesto el 50% de la final soñada en el Australian Open, el restante 50 está en manos de Rafael Nadal. Después de que Novak Djokovic y Andy Murray fueron eliminados, las posibilidades de ver un Federer-Nadal nuevamente incrementaron y hoy está a “tiro de piedra”. Es por eso que te decimos cuáles son las razones por las que creemos se debe dar este juegazo.

Ver a Roger y Rafael en la cancha, disputando una final de Grand Slam no ha sido posible desde 2011, por lo que estando tan cerca esa posibilidad, sería imperdonable que no sucediera.

Cuando esos dos tenistas ponían la pelota en juego, el deporte blanco veía magia pura. Sus épicas batallas dejaban frente al televisor a miles de personas y eso se puede repetir este 2017.

Si Nadal hace su trabajo ante Grigor Dimitrov, pone a todos a soñar con ver una final como la de Wimbledon 2008, considerado uno de los mejores juegos de la historia. Bueno, tal vez no vaya a ser igual, pero no hay duda de que habrá mucha calidad en la cancha.

Por desgracia, la edad no pasa en vano y, quizá, esta sea de las últimas veces que se pueda ver a estos dos colosos del tenis jugando una final de Grand Slam. Si tuvieron que pasar seis años para que ahora sea una posibilidad, ¿imaginen cuánto tiempo tendría que volver a transcurrir? No, mejor que sea de una vez.

Sin embargo, la razón más importante para ver a “Rafa” y a “Su Majestad” es que ambos regresaron cuando se creía imposible. “Hace unos meses, Nadal y yo estábamos para jugar partidos de caridad”, comentó Roger al finalizar su partido de semifinal. Hoy pueden volver a gobernar el tenis mundial.

Sí, no digamos que no, los noventeros (y todo el mundo) sólo queremos una cosa: ¡Federer-Nadal en la final!

Publicidad