F1

¿Qué diferencias hay entre la Fórmula E y la F1?

Mientras la F1 se mantiene como líder del deporte motor, poco a poco la Fórmula E empieza a hacerse un hueco entre la fanaticada
(Foto: Los Pleyers)

El gusto por los motores es inevitable. Ver pasar a un coche a alta velocidad produce esa adrenalina que poco deportes provocan. El ambiente es de fiesta, como si el resultado final no importara y desde hace unos años, México se ha erigido como un gran anfitrión del automovilismo profesional.

Te recomendamos: Sebastian Vettel empuja a “mariachi” y llama mie… a los trofeos de México [VIDEO]

Ya sea F1 o Fórmula E, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) decidió crear estas dos competencias para ofrecer dos opciones totalmente distintas, pero igual de apasionantes. Y para que no haya confusión, acá te mostramos las diferencias entre una y otra.

En 2012 nació la Fórmula E con la intención de acercar a la gente a las nuevas tecnologías y ofrecer una plataforma donde la industria motriz se pueda desarrollar e innovar constantemente. Poro otro lado, La F1 lleva años de espectáculo.

Lo más importante

Ambas competencias cuentan con monoplazas, la diferencia está en que la FE utiliza motores eléctricos y emplean una batería, mientras que los del Gran Circo usan gasolina y son híbridos (combinación de combustión interna y utilización de baterías y recuperación de energía).

Los vehículos de la Fórmula 1 son hechos por fibra de carbono y no deben medir más de dos metros de ancho y 95 centímetros de altura. Por su parte, los bólidos de la categoría “E” usan un chasis de aluminio y sus dimensiones son de cinco metro de longitud, 1.8 metros de ancho y 1.25 de altura.

Potencia

Un monoplaza de la máxima categoría del automovilismo pesa 728 kg (sin combustible) y genera velocidades de más de 380 km/h; mientras que un vehículo eléctrico, con piloto incluido, llega a los 888 kg y son capaces de alcanzar hasta los 225 km/h.

Para que esto sea posible, el aspecto económico juega un factor importante. En la Fórmula E, una escudería requiere de un presupuesto anual de casi cuatro millones de euros. En el Gran Circo, la cifra es de más de 250 millones de euros, por ello marcas como Mercedes, Ferrari o Red Bull se mantienen ahí.

Competencia

En la F1 los Grandes Premios se disputan viernes, sábado y domingo y su duración va de 80 a 120 minutos. El sistema de repartición de unidades empieza a partir de los diez primeros lugares, con una puntuación de 25, 18, 15, 12, 10, 8, 6, 4, 2 y 1, respectivamente. 

Los neumáticos son fabricados por Pirelli y van desde el Ultra Blando, Súper Blando, Medio Duro, Intermedio y de Lluvia; las llantas delanteras miden de 9,6 a 12 pulgadas.

En la Fórmula E solo hay un día para las competencias y generalmente es el sábado. En un día se realizan dos prácticas, la etapa de clasificación y el ePrix, que tiene menos de una hora de duración. El sistema puntuación es similar al de la categoría madre, solo que en esta se otorgan bonificaciones por dos motivos: la primera es lograr la primera posición (equivalente a tres puntos extra) y la segunda es conseguir la vuelta más rápida durante el ePrix (un punto).

Las llantas está conformadas por un compuesto único, desarrollado por Michelin y todo debe medir 18 pulgadas de diámetro.

Los Pits

Uno de los momentos más cardiacos en el mundo de las monoplazas es la parada en los pits. En la máxima categoría del automovilismo los vehículos se detiene para hacer cambio de neumáticos y cargar gasolina. Por su parte, en la Fórmula E la experiencia es más rara, pues el piloto debe cambiar de coche.

El número de carreras en una temporada de Gran Premio es de 20 (marzo a noviembre), mientras que el campeonato “E” cuenta con solo 12 (octubre a julio).

Para este mes de febrero, la Fórmula E llegará a México con la intención de atraer más público y con precios mucho más accesibles que en octubre (cuando viene la F1). Así que es buen momento para ir y verificar si todo los que les dijimos en este texto es cierto.

Y por si te lo perdiste:

Publicidad