¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Exjugador del Atlante muere tras caer de un sexto piso

A través de redes sociales, el Atlante dio a conocer la muerte del jugador argentino de 23 años, Ezequiel Esperón
El Ascenso MX está de luto. (Foto: Imago 7)

“Cuando es para ti, aunque te quites y cuando no, aunque te pongas”, así fue como la muerte sorprendió a Ezequiel Esperón. El mundo del futbol está de luto una vez más. Todo deceso conmociona, pero cuando se trata de una persona joven y con un futuro promisorio, las penas y condolencias son más grandes.

Te recomendamos: Pumas, Atlante y Monterrey no pagaron impuestos al SAT

Quizás muchos no crean en el destino ni el por qué de las cosas, pero una cosa es cierta, nadie tiene la vida comprada. El futbol se quedó sin un gran jugador que mostró garra en cada balón que disputó. Peleó cada jugada como si fuera la última, aunque en los últimos meses se encontraba sin club.

El pasado domingo, el Atlante utilizó sus redes sociales para dar a conocer el fallecimiento de Ezequiel Esperón, jugador argentino de 23 años que perdió la vida cuando menos se lo esperaba. El mediocampista se encontraba en un reunión con unos amigos en el barrio de Villa Devoto, en su país natal, cuando cayó de un sexto piso que momentos después le produjo la muerte.

El medio, Infobae, dio a conocer los detalles del deceso y las versión de otras personas. Fuentes cercanas relataron que el atleta se apoyó en la puerta de una reja que estaba mal cerrada, al perder la estabilidad cayó al vacío.

El jugador surgido de las fuerzas básicas de All Boys fue encontrado tirado entre dos vehículos.  Apesar del fuerte golpe aún tenía signos vitales. De inmediato se le trasladó al hospital más cercano; ahí le detectaron politraumatismos graves, los cuales le provocaron la muerte.

Ezequiel Esperón también pasó Inter y Gremio de Porto Alegre en Brasil. Cuando se soltó la noticia, los seguidores del Atlante se conmovieron. Abarrotaron la página del club para darle el último adiós a ese jugador que defendió con el alma la playera azulgrana. Solo estuvo seis meses en México, pero con eso bastó para ganarse el cariño de la afición.

Y por si te lo perdiste, en América hubo muchas lesiones que culparon al preparador físico del club: