La celebración de un partido normalmente es sinónimo de fiesta, aunque a lo largo de la historia también han existido sus excepciones, como la que sucedió en Malawi, en el marco de la celebración del 53 aniversario de la independencia del país africano.

De acuerdo a los reportes policiales, una estampida antes de que diera inicio el encuentro, en un estadio de Lilongwe, provocó la muerte de ocho personas, siete de ellas menores de edad, y 62 heridos.

La desbandada se produjo cuando varias personas intentaron ingresar al estadio con capacidad para 40 mil personas, para ver el partido amistoso entre el Nyasa Big Bullets y Silver Strikers, con motivo de la celebración independentista ocurrida en 1964