Estadios que se estrenan en Liguilla, representaron problemas

Comienza la Liguilla en el Ascenso Bancomer Mx y con ello se estrenan dos estadios que recientemente fueron inaugurados. El Agustín “Coruco” Díaz de Zacatepec y el Tecnológico de Oaxaca...

Comienza la Liguilla en el Ascenso Bancomer Mx y con ello se estrenan dos estadios que recientemente fueron inaugurados. El Agustín “Coruco” Díaz de Zacatepec y el Tecnológico de Oaxaca de los Alebrijes.

Tuvieron que pasar tres años para que el gobierno de Oaxaca pudiera abrir las puertas del nuevo estadio que en un principio costaría 200 millones de pesos. Ante la llegada de un equipo de la Liga de Ascenso a la entidad, el gobierno del estado encabezado por Gabino Cué, anunció la construcción de una nueva casa para el club, pues declararon al viejo estadio “Benito Juárez” como no funcional.

La empresa ICA fue la encargada de realizar el trabajo, la edificación que se haría en tres meses fue inaugurada tres años después. Para su construcción fue utilizado un fondo denominado FONREGIÓN, el cual tiene como objetivo “el combate a la pobreza y desigualdad de los municipios de la entidad que registran menor Índices de Desarrollo Humano”.

Entre polémica por distintos problemas sociales, el estadio abrió sus puertas en marzo de 2016, con una inversión final de 335 millones de pesos, 135 más de lo planeado en un principio. La magna obra tuvo un ingreso en su primer partido de 2 millones 250 mil pesos.

La situación de Zacatepec no es diferente, según datos de El Economista, la remodelación del estadio Agustín “Coruco” Díaz tardó alrededor de un año y tuvo una inversión inicial de 400 millones de pesos que rebasaba el presupuesto del municipio, el cual era de 80 millones.

El Zacatepec también tuvo que lidiar con un grupo de personas que utilizó las gradas del estadio como una pared para edificar sus hogares, 20 habitantes presentaron un amparo en contra del gobierno de Morelos, pero finalmente aceptaron vivir en las casas de interés social que les ofrecieron a través de INFONAVIT. La inversión final (del estadio y las casas)  fue de 500 millones de pesos, para un equipo que por primera vez, desde el 2012, accede a la fase final de la liga de plata.

Aunque otras construcciones hacen su debut ya tienen antigüedad en sus estados.  El inmueble “Héroe de Nacozari” de Sonora fue remodelado recientemente, es ahí donde juegan los Cimarrones, mientras que Potros se estrena, pero su estadio tiene décadas desde su inauguración en 1964.  

 

Publicidad