Se avecina otro escándalo de “cachirules” en el deporte mexicano

El basquetbol de la LNBP podría correr peligro. Al menos una docena de jugadores podría presentar un caso similar al de los cachirules.
Imagen: Internet

Hace 31 años el futbol mexicano vivió uno de sus episodios más vergonzoso en su historia. En 1988, la Selección Mexicana quedó fuera del Mundial Sub-20 de Arabia Saudita por registrar a cuatro jugadores que excedieron el límite de edad permitido. El castigo se extendió a todas las categorías del Tri y por ende no estuvo en los Juegos Olímpicos de Seúl, ni en el Mundial de Italia 1990.

Este hecho se le llamó “cachirules” y con el paso del tiempo quedó en el olvido. Pero en pleno 2019 podríamos estar por presenciar otra caso similar, pero ahora involucra a La Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP). De acuerdo a una investigación de Proceso se rumora que al menos 10 basquetbolistas presentan anomalías sobre su origen y sus documentos de identidad en los que  se hacen pasar por mexicanos sin cumplir con los requisitos necesarios.

El medio citado señala que existen al menos una decena de casos en la LNBP que presentan irregularidades de todo tipo, como jugadores que han estado en distintas plantillas porque les ayudaron a registrase como mexicano para no ocupar una de las tres plazas de extranjeros permitidas por cada escuadra.

Omar Samhan, refuerzo de Mineros de Zacatecas, Aaron Fuller de Fuerza Regia, Carl Jones de Capitanes de la Ciudad de México, Anthony Roberson de Leñadores de Durango, Jacob Díaz de Abejas de León —que además fue presentado originalmente como Jake Hammond—, William Spencer de Abejas, Giovonne Woods de Huracanes de Tampico, Jordan Williams y Jerime Anderson de Mineros de Zacatecas, Tristan Spurlock y Tyrone White de Aguacateros de Michoacán, son los atletas que están en el ojo del huracán.

Por lo menos nueve de esas actas de nacimiento fueron tramitadas en Coahuila, en la fiscalía 2 de Torreón, la cual era comandada por el oficial Paulino Alfonso de la Cruz hasta su despido por no acreditar los documentos que avalen la inscripción de los jugadores.

Los papeles fueron tramitados en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). Tras el escándalo que se puede venir, Sergio Ganem, presidente de la LNBP salió a negar lo que hasta ahora es un simple rumor.

“No existe evidencia contundente para pensar que los jugadores no tienen ascendencia mexicana. La mayoría de los clubes mexicanos tenemos visores en Estados Unidos para detectar a los jóvenes talentos de allá; algunos están en la Selección Nacional de México porque tienen abuelos o padres mexicanos y en la mayoría de los casos conocemos quién es el papá, la mamá o el abuelo; sabemos su historia, ¿por qué habría yo de pensar que están mintiendo? Tendría que ser una situación muy puntual donde tendríamos que investigar porque hay algo muy extraño”, aseveró.

Sergio Ganem. (Imagen: ESTO)

El mandamás aclaró que no se trata de encubrir a nadie, solo quiere que la liga continúe en constante crecimiento.

“No se trata de encubrir a nadie. Tú estás haciendo tu investigación que me puede ayudar para determinar si hay una anomalía. Esa no es mi chamba. Ni mi estatuto ni reglamento me facultan para hacerlo. Llevo tres años tratando de buscar mejorías en todas las áreas de la liga, ha sido un trabajo titánico. No me puedo poner a investigar los antepasados, raíces y todo eso de los 300 jugadores que participan en la LNBP”, declaró. 

Publicidad