Bienvenidos a la era de los ‘romperredes’ históricos

Como todo en la vida, el futbol también se ha modernizado. Quizá no como muchos quisieran, pero mínimo se ha hecho el intento. Balones, tachones, uniformes, todo es diferente en...

Como todo en la vida, el futbol también se ha modernizado. Quizá no como muchos quisieran, pero mínimo se ha hecho el intento. Balones, tachones, uniformes, todo es diferente en comparación al pasado. Incluso los jugadores, ¿creen qué es casualidad que haya tantos goleadores históricos en la actualidad?

Por si no habían notado, estamos en la época que los romperredes de equipos y selecciones llegan a cantidades de anotaciones que parecían imposibles de alcanzar, la pregunta es ¿por qué?, ¿por qué Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Zlatan Ibrahimovic o Wayne Rooney se están convirtiendo en históricos?

 

Como se dijo arriba, mucho tiene que ver la tecnología y para empezar podemos considerar al elemento principal: el esférico. A diferencia de los años 50 o 60, el balón también ha progresado y ahora es más liviano, lo que permite a los jugadores tirar de mayor distancia y aún así poder convertir. No es necesario plantarse frente al portero, en el área, para tener posibilidades reales de marcar.

Y hablando de área, el tipo de goleadores también ha cambiado, ya que casos como de Cristiano, Messi y Rooney, no son considerados como delanteros nominales (tal vez ni Zlatan en sus mejores tiempos), de esos que su posición era exclusivamente en la última zona del campo, como lo fue Di Stefano o César Rodríguez con el Real Madrid y Barcelona, respectivamente. La evolución del juego también recayó en los goleadores.

Por supuesto, la cuestión física y alimentación no pasa desapercibida, pues ahora son más cuidadosos con mantener “la línea” y con qué comen los futbolistas para rendir adecuadamente (y no dejar de marcar) en los 50 0 60 partidos que tienen por temporada, que también son más que antes, por lo que la probabilidad de anotar más goles incrementa.

La medicina es otro factor que puede influir en este proceso de los goleadores  (y en todos los deportes), pues los tratamientos para recuperarse de una lesión (o entre partido y partido) son mejores y permiten volver a la cancha en menor tiempo.

Entonces es posible asegurar que la tecnología es la que ha permitido que esos récords se rompan con mayor facilidad en la actualidad y sí, gran parte de “culpa” debe tener. Sin embargo, tampoco se puede ocultar la calidad futbolística de cada jugador, que posiblemente sea mejor que la de sus antecesores, y la evolución propia del futbol. Aunque, bueno, ese tema ya es harina de otro costal.

Publicidad