El mejor futbolista del mundo podría estar cerca de México. El astro argentino, Lionel Messi, podría jugar en el continente americano. Lamentablemente no es para llegar a nuestra bendita Liga MX. El jugador del Barcelona saldría del equipo que lo vio nacer como profesional y se iría al club de otro histórico. David Beckham y Lionel Messi podrían compartir institución.

El exjugador inglés está por comenzar su aventura en la MLS. En 2020, el Inter Miami de David Beckham hará se debut en la primera división de Estados Unidos. Pero todavía es pronto para hablar de eso. El equipo aún no tiene ni entrenador, ni jugadores y mucho menos estadio. Pero si tiene en mente a alguien para que encabece el proyecto: Lionel Messi.

Fin a la discusión: Lionel Messi es mejor que Cristiano Ronaldo

De acuerdo con el periódico inglés, The Times, Beckham quiere llevarse al delantero argentino en dos años, cuando tenga 33 años y entre en el último año de su contrato. Eso, si Messi no decide firmar uno nuevo en los próximos meses.

David Beckham busca convencer a Leo para que sea el referente del Inter Miami en 2020. Y aunque eso sería un golpe favorable para el crecimiento de la MLS, económicamente el inglés tendrá que desembolsar una muy buena cantidad de dinero para poder hacerse de los servicios del sudamericano.

Hace unos meses, Lionel Messi aseguró que en un futuro le gustaría regresar al club de sus amores, Newell’s Old Boys, de la liga de Argentina y retirarse ahí. A sus 31 años, La Pulga sigue rindiendo con el Barcelona. En el inicio de esta temporada ya suma cuatro goles en la misma cantidad de partidos disputados. Ante la ausencia de Cristiano Ronaldo en España, Karim Benzema es el que hasta ahorita iguala sus números.

Esta es la razón por la que Lionel Messi camina en la cancha

Con el paso del tiempo, el rendimiento de Leo irá en picada, por ello, pensar en un posible arribo a la MLS no luce tan descabellado. Aunque los planes de Messi están en Argentina, David Beckham buscará convencerlo a base de billetazos para armar un equipazo en Estados Unidos.