Equipos mexicanos que han sufrido trampas de River y Boca

Conoce la lista de los equipos mexicanos que sufrieron trampas por parte de los clubes argentinos, River Plate y Boca Juniors.
Imagen: Goal.com

Casi 20 años ligado a Conmebol y el futbol mexicano ha visto pocas ganancias. Desde hace dos años, la FMF decidió no participar más en Copa Libertadores y en la Copa América. Razones y excusas hubo muchas, pero ninguna fue lo suficientemente válida para salir de dos competencias que elevaban el nivel de la Liga MX y dejaban buena derrama económica.

Y el pasado fin de semana se escribió un oscuro capítulo en el futbol sudamericano. La Copa Libertadores por fin había logrado acaparar las miradas de todo el mundo y demostraron su incompetencia para organizar duelos de talla mundial. Las violentas escenas del sábado solo dejaron en claro una cosa: el balompié ya no es un espectáculo.

Pero hay que dejar eso lado, ya habrá otra oportunidad para hablar de eso. Lo que nos compete ahora es traerles a ustedes las veces en que la Conmebol jugó a favor de clubes como River Plate y Boca Juniors cuando se vieron las caras con equipos mexicanos.

Santos vs River Plate

Desde 1998 México dio la cara en la Copa Libertadores. Tan solo tres años después de su inclusión Cruz Azul llegó a una final y le plantó cara a uno de los mejores Boca Juniors de la historia. Parecía el inicio de algo bueno para los clubes aztecas, pero en 2004 empezaron las trampas.

En su momento fue muy recordado, pero en este 2018 solo los más veteranos tienen aún presente aquel Santos Laguna vs River Plate de 2004. Eran los Octavos de Final de la Libertadores. El conjunto de Torreón cayó por la mínima en la ida y en la vuelta ganaron 1-2. Eso llevó a los penales, donde Jared Borgetti marcó el primero.

Después vino el show del silbante paraguayo, Carlos Torres, quien tuvo un desempeño inclinado en favor de Los Millonarios. Christian Luchetti era el portero de los de la Comarca y en la tanda de penales atajó dos disparos, pero uno de ellos se repitió por un supuesto movimiento ilegal del guardameta. Eso mermó en la escuadra mexicana, quien al final quedó eliminada del certamen.

La criticas no se hicieron esperar, pues era evidente que el portero de Santos nunca se movió de la línea de gol.

Chivas vs Boca Juniors

Un año después del primer escándalo llegó el bochornoso episodio de la Bombonera en 2005. Chivas se enfrentó a Boca Juniors en los Cuartos de Final de la Copa Libertadores. El equipo mexicano sorprendió a propios y a extraños al golear 4-0 a los Xeneizes en Guadalajara.

Para el juego de Vuelta se esperaba un partido intenso. Las gradas de La Bombonera estaban llenas y la hostilidad se hizo presente. Chivas realizó un partido inteligente; el objetivo era no recibir gol. Conforme pasaron los minutos futbolistas como Martín Palermo comenzaron a perder la cabeza y agredió al Bofo Bautista con un cabezazo en la nuca.

Ambos jugadores fueron expulsados y cuando custodiaban al mexicano rumbo a los vestidores un aficionado saltó al campo y le tiró un golpe. Instantes después recibió un escupitajo por parte del técnico, Jorge Benítez. El encuentro se intentó reanudar pero en la portería de Jesús Corona llovieron proyectiles que provocaron la suspensión del juego y el pase del Rebaño a Semifinales.

Pumas vs Boca Juniors

Los equipos mexicanos han sido perjudicados por los argentinos. En la final de la Copa Sudamericana, los Pumas se enfrentaron a Boca Juniors. En la ida empataron a uno, pero hubo una jugada de Joaquín Beltran quien cabeceó y mandó el balón al fondo de las redes. Inexplicablemente el árbitro, Jorge Larrionda, junto con sus asistentes, determinaron que la anotación no era válida.

Pero la cosa no paró ahí. En la vuelta los universitarios dieron una gran juego. Y al minuto 60, Ismael Íñiguez enfrentó mano a mano al portero Roberto Abbondanzieri. El argentino fue superado y se vio obligado a detener el esférico con la mano fuera del área chica. El silbante, Carlos Amarilla, debió haberlo expulsado pero optó por solo amonestarlo.

Esa final se decidió en tanda de penales y la gran figura fue el Pato Abbondanzieri, a quien no expulsaron y a la postre le dieron el título a Boca Juniors.