Hay entrenadores que recurren a métodos extraños para sacar lo mejor de sus dirigidos. Aunque algunos cruzan el límite y se van a un extremo. Tal es el caso de un entrenador de futbol americano en Estados Unidos, que esta siendo acusado de haber atormentado mental y físicamente a sus jugadores.

Denuncian casos de abuso infantil a jugadores de River Plate

Un entrenador del condado de Putnam en Florida, ha sido suspendido de por vida tras haberse comprobado que, entre otras cosas, había atentado contra el bienestar de su jugadores, al punto de haberle propinado un cabezazo a uno y decirle a otro que se suicidara.

Entrenador, Futbol Americano, Florida, Suspendido

(Imagen: Twitter)

Randell Gene Owens fue entrenador asistente del equipo de futbol americano y profesor de educación física de la preparatoria Palatka, en Florida. Renunció el 19 de diciembre de 2017 después de que se presentaran quejas por el trato que tenía con los jugadores. No solo fue el cabezazo o decirle a un jugador que mejor se quitara la vida porque no era lo suficientemente bueno. No, hubo más. También llegó a aventarles mocos (sí, mocos) y espiarlos cuando iban al baño. Una actitud bastante perturbadora y peligrosa para los que estaban a su cargo.

Entrenador, Futbol Americano, Florida, Suspendido

(Imagen: Facebook)

“Sentía que [Owens] era un verdadero peligro, no solo par mi hijo, sino para los otros chicos en la escuela,” declaró una mamá de un jugador del equipo de americano de Paltka.

Owens llegó a Palatka en 2015 y para 2016 ya había problemas con él. Se le acusaba de tener segregados a los otros entrenadores, así como tener un descarado favoritismo hacia ciertos jugadores. Ah, y por si fuera poco, obligaba a los jugadores lesionados que salieran a jugar a pesar de no estar en óptimas condiciones. Toda una joyita.

Entrenador, Futbol Americano, Florida, Suspendido

(Imagen: Twitter)

En junio de este año, Owens fue suspendido de por vida de dar clases por el Departamento de Educación del Estado de Florida. De acuerdo con la queja administrativa, Owens fue acusado de violar dos reglas y un estatuto. Rechazó su derecho a una audiencia pública, y entregó voluntariamente su certificado como educador. Asumió así que todas acciones fueron libres y voluntarias.

Medallista olímpico, culpable de abuso sexual infantil

No era la primera vez que Owen era arrestado por incidentes de esta naturaleza contra un estudiante. En 2013, fue arrestado por un cargo de agresión tras un incidente con un estudiante de Valdosta High School en Georgia. A los pocos días renunció. Los cargos en su contra fueron retirados, por lo que no procedió la orden de arresto en su contra.