Para todos es un hecho que desde la llegada de Enrique Meza a la dirección técnica del equipo de Puebla, su funcionamiento ha mejorado. El conjunto poblano pasó malos momentos por un buen rato, sufriendo en la tabla porcentual y sin calificar a la liguilla, lo cual alejó a la afición del estadio Cuauhtémoc, parece que desde que se acabó el mandato de Carlos López Chargoy, comenzaron momentos agradables para el equipo que por ahora juega muy bien al futbol.

Fue en el torneo de Apertura 2017, cuando los Chargoy dejaron de operar al Puebla. Pidieron ayuda y lograron vender al equipo, pero meses antes el Ojitos Meza llegó a un acuerdo para dirigir a los de la franja. Desde su llegada las cosas han cambiado, pues hizo que uno de los equipos con la nómina más baja recobrará la mística en el futbol.

Lee mas: Puebla y Lobos, equipos que menos afición convocan.

Los malos resultados del equipo se reflejaron en un pésimo espectáculo para los aficionados y en problemas de descenso. Aquellos momentos de alegría con el Chelís se habían esfumado y no había como recuperar la esencia del club. Para admirar el gran trabajo que ha hecho Enrique Meza hagamos una comparación. El Ojitos tomó al equipo en octubre de 2017, poco pudo hacer en ese torneo, pero para el Clausura 2018 las cosas han sido positivas, en ocho partidos jugados ha sumado 13 puntos que lo ubican en cuarto lugar de la tabla general.

Además, en la tabla porcentual ha escalado posiciones y ahora se encuentra en el lugar 14 de 18 equipos. Los refuerzos que llegaron no fueron caros, hizo que futbolistas como Francisco Acuña, Alonso Zamora, Hugo Rodríguez, Jesús Escoboza y Jorge “Chatón” Enriquez, recuperaran su nivel y se colocaran como la base en el estilo de juego.

Pero también el Puebla hizo que Enrique Meza recuperara su nivel. Hay que recordar que el Ojitos había sido cesado de sus últimos equipos Morelia y Pachuca por malos resultados. Parecía que ya iba a encontrar acomodo en el futbol, pero el Puebla creyó en él y vaya que ha sido un ganar ganar para ambas partes.