El 22 de enero el mundo del futbol se paralizó: el avión en el que viajaba Emiliano Sala, futbolista recién fichado por el Cardiff, había desaparecido mientras volaba sobre el Canal de la Mancha desde Nantes para integrarse a su nuevo equipo.

Y mientras el medio del balompié, fanáticos y su familia le sigue llorando en lo que las investigaciones continúan, las directivas no dejan de pensar en sus intereses. Porque negocios son negocios, y a pesar de que no tuvo ni un minuto con el argentino, ahora el Nantes le exigió el pago por el jugador al Cardiff.

“A Emiliano lo obligaron a subir al avión”: amigo de Sala

Según varios medios internacionales, los franceses ya le habrían pedido a los ingleses los 17 millones de euros que habían acordado por el futbolista. De no obtener respuesta en 10 días, los demandarán.

Cuando se dio a conocer el accidente, el medio El Español publicó una entrevista a Thierry Granturco, abogado especializado en derecho deportivo, a quien le preguntaron qué pasaría con el pago que habían acordado durante las negociaciones.

“Tenemos que asegurarnos de que todo el contrato haya sido firmado por las tres partes involucradas, los dos clubes y el jugador. Para que un contrato se considere válido, la transferencia debe constar en el sistema informático de la FIFA.

“Es solo desde ese momento que existe realmente la transferencia. Si bien, el Cardiff y Sala acordaron los elementos esenciales del contrato (duración, remuneración), la ley del deporte exige la firma y la aprobación del contrato en la base de datos de la FIFA. Solo después de este proceso se da una fecha a la transferencia de un club a otro”, explicó el litigante.

Aunque el contrato no ha salido a la luz, se rumora que el pago se iba a realizar en varias partes durante tres años, por lo que estarían pidiendo el primero de ellos. Asimismo se dijo que la directiva del Cardiff sí piensa pagar, pero hasta que “todos los hechos estén claros”.

En medio de toda esta polémica, las investigaciones siguen. Por ahora pretenden sacar del mar el avión que encontraron al fondo del Canal de la Mancha, donde se pudo ver un cuerpo. Mientras tanto, su familia espera recuperar sus restos, mientras que su mascota sigue esperando su regreso en la puerta de su casa.

Emiliano Sala, Nantes, Cardiff, Pago, Traspaso

Nala llegó a la vida de Sala en el 2015. (Imagen: Twitter)