Dunia Camacho, la nadadora mexicana con síndrome de Down que hace historia

Dunia Camacho es una nadadora mexicana y multimedallista con síndrome de Down, que no se dejó vencer por la falta de apoyo.

El deporte adaptado no es muy seguido en México. A pesar de que muchos atletas han sobresalido en varios deportes, ninguno se compara con un futbolista o alguien que va a probar suerte en el extranjero. Y si esto está descuidado, los deportistas con síndrome de down lo están aún más. Pero Dunia Camacho no se fija en eso. En su mente solo pasa una cosa: ser la mejor en su rubro.

Te recomendamos: Los mejores deportes para una persona con síndrome de down

Y para ser la mejor hay que prepararse, entrenar cuando pocos lo hacen y competir al máximo nivel. Dunia Camacho es la atleta que dio de qué hablar en Canadá hace dos años. Regresó a nuestro país luego de haber conseguido nueve medallas en el Campeonato Mundial de Natación.

Este se llevó a cabo en la provincia de Nueva Escocia. Siete medallas de oro, dos de plata y muchos nuevos récords impuestos es la marca que deja la atleta en situación con discapacidad. Y puede que se lea fácil, pero lo que hizo Dunia Camacho es digno de contar.

Dunia Camacho con algunas de sus medallas.

El apoyo del empresas gubernamentales es poco. Si con los del deporte amateur hay quejas, los de síndrome de Down se encuentran solos y a la deriva. La falta de ayuda los hace desistir; y el camino de Dunia Camacho ha sido así. Su amor por la natación es lo que hoy la tiene en lo más alto, pero los inicios no suelen ser fáciles.

Desde los nueve años Dunia ya mostraba dotes de los que podía llegar a hacer en natación. La Federación Nacional de Deportistas Especiales fue importante en su comienzo. Gracias a ella la nadadora logró participar en competencias oficiales.

“Esta Federación realmente no tiene mucho apoyo gubernamental y por ende, los atletas tampoco. Desde hace muchos años, el trabajo lo han hecho los muchachos con el recurso personal de las familias y de clubes como éste que apoyan mucho a Dunia”, dijo María Guadalupe Marenco Herrera, madre de la atleta, en una entrevista para Milenio.

Aún y con la austeridad, la Federación consiguió que los atletas participaran en un mundial, en 2006. Pero en 2015, los apoyos se restringieron casi en un 100%. El panorama de Dunia Camacho y los demás deportistas con síndrome de Down era incierto. Si ellos querían competir, debían poner de su dinero para los viáticos.

“No somos familias que tengamos dinero debajo de la cama para decir: ‘sí, se va mi hijo’. Me pusieron en una crisis, porque Dunia hace récords mundiales. Desde 2010 viene marcando récords en campeonatos mundiales y si no llega a participar por falta de dinero, muy triste”, dijo la madre de Camacho para Milenio.

Pero el círculo social de Dunia Camacho fue vital para que la oriunda de Cuautitlán siguiera en la natación. Y hoy, aquella joven niña con síndrome de Down a la que pocos le veían futuro ya es una realidad. Ella no busca que se compadezcan de ella. Su carácter es fuerte, por eso ha conseguido tantos logros. Las premiaciones en el Campeonato Mundial de Natación fueron muy especiales para la atleta mexicana.

“Cuando yo veo la bandera de México es muy emocionante. Todos gritaban: ¡Viva México! ¡Viva Dunia!, y cuando estoy arriba en el podio, estaban cantando el Himno Nacional de México”, relata Dunia.

Así es la vida carrera de Dunia Camacho, una atleta que para nada es diferente. La nadadora es un ser humano tan normal que el futuro le tiene deparado muchas sorpresas más. Quizás uno de ellos sea poder conocer a su ídolo, Michael Phelps. Al fin y al cabo, entre multimedallistas se entienden mejor.

Y por si te lo perdiste:

Publicidad