Los dos millones de euros que salvaron al Borussia

La plantilla actual del Borussia Dortmund tiene un valor de 351.5 millones de euros, a pesar de que una de sus máximas figuras, Mats Hummels, fichó con el Bayern Múnich...

La plantilla actual del Borussia Dortmund tiene un valor de 351.5 millones de euros, a pesar de que una de sus máximas figuras, Mats Hummels, fichó con el Bayern Múnich por 38 millones. No es la primera vez que un jugador del Dortmund pasa a la filas de uno de sus máximos rivales, en el pasado también lo hicieron Gotze y Lewandowski. El dinero que ha recibido le ha ayudado a saldar deudas, algo en lo que Múnich ha contribuido desde hace mucho tiempo.

Por ahora el equipo amarillo es el segundo equipo más caro de la Liga de Alemania con 351.5 millones de euros, solo por debajo del Bayern y sus 582.2 millones. Para la presente temporada el Múnich gastó alrededor de 116 millones en  los fichajes de: Marc Bartra, Mikel Merino, Raphaël Guerreiro, Sebastian Rode, Ousmane Dembélé, Mario Gotze, André Schürrle y Emre Mor, pero también ingresó alrededor de 110 millones por ventas.

Lejos quedaron los años noventas, cuando el Dortmund tuvo que vender su estadio para poder solventar los salarios de sus jugadores. Incluso en 2003 estuvieron a punto de caer en bancarrota, entonces apareció el Bayern Múnich y les prestó alrededor de dos millones de euros para solventar sus gastos por los siguientes dos meses. La situación era tan compleja que no pudieron realizar fichajes y terminaron eliminados de la Champions League.

La ayuda fue fundamental, por ahora el estadio que vendieron lleva el nombre de Signal Iduna Park, empresa que adquirió parte de los derechos.

Tan solo en los últimos años el club ha vendido a Mario Gotze y Mats Hummels, por quienes obtuvo 72 millones de euros y dejó ir libre a Robert Lewandowski. A la llegada del entrenador Jürgen Klopp en 2008 todo cambió, él comenzó con la rivalidad hacia el “Gigante” y rompió el dicho de “nunca muerdas la mano que te da de comer”. Klopp tuvo las suficientes agallas para ganar cuatro títulos al Bayern Múnich, ya sea en copa o dejándolos en segunda posición de la Bundesliga. La recuperación fue tal que en 2012, cuando llegó a la final de la Champions League, el club generó 189.1 millones de euros en ganancias, según datos de Goal.

En su momento, los directivos del Múnich fueron contundentes con su declaración: “Si mi rival es bueno, yo mejoraré”, después desembolsaron los dos millones. Hasta el momento los directivos de la “gran mancha amarilla” ha reconocido en más de una ocasión la contribución de su rival. El hombre que orquestó la negociación del dinero prestado fue Uli Hoeness.

Por ahora los 115 mil socios del Borussia Dortmund disfrutan de la estabilidad económica que tiene el club, todo gracias a los pantalones que tuvo el ex directivo Hans-Joachim Watzke, el hombre que se amarró los pantalones y tocó la puerta del equipo rojo. Esto hace que la Bundesliga sea un futbol serio y atípico.

 

Publicidad