Luego de que la prensa de Corea del Sur acusara al futbolista de Monarcas, Diego Valdés, de actos racistas, ahora el máximo ente del futbol ha tomado cartas en el asunto. La FIFA ya investiga al jugador sudamericano por haberse rasgado los ojos en una foto tomada con otros compañeros del combinado de Chile.

Esta no es la primera vez que la FIFA investiga a un jugador por este caso. Anteriormente, Edwin Cardona y Ezequiel Lavezzi pasaron por lo mismo y la sanción les cayó por varios juegos. Pero en el caso de Diego Valdés, el juego entre Chile y Corea del Sur podría ser el peor que haya disputado como futbolista profesional.

Diego Lainez ya es mejor que el Chicharito

La imagen se tomó previo al partido entre Chile y Corea del Sur. El jugador de la Liga MX se encontraba en una tienda del país asiático junto a Gary Medel y otros seleccionados más. Un aficionado quiso retratar el momento con una foto. Los futbolistas accedieron, pero Diego Valdés decidió que era buena idea salir capturado rasgándose los ojos.

El propio aficionado ni siquiera le dio importancia, pero en redes sociales criticaron lo hecho por el andino. El jugador se tuvo que disculpar por su actitud, pero eso no bastó. La FIFA decidió investigar a Diego Valdés, y en caso de que se le decida sancionar, el chileno podría ser suspendido varios duelos con su nación.

Suspenden a futbolistas de Chivas y Tigres por pelea [Video]

De por si Diego Valdés no era alguien recurrente con la Selección de Chile. En el juego ante los coreanos, el de Monarcas no tuvo su mejor participación. Primero erró una jugada clara de gol y después Son Heung-Min le tiró un caño que nunca va a olvidar.

https://twitter.com/Diegol90Mx/status/1039650605587779584

El partido terminó 0-0, pero el que se llevó la peor parte fue Diego Valdés. El jugador tendrá que esperar a la resolución de la FIFA, pero el augurio no es bueno. En el caso de Cardona, el colombiano enfrentó una sanción de cinco partidos sin jugar para su país. Esta suspensión puede repetirse con el futbolista de Monarcas.