¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Se acabó la magia? En Dorados ya no pelan a Maradona

Diego Maradona no la pasa bien en Dorados. Los jugadores ya no le ponen atención al argentino con tal de sobresalir.
Imagen: Getty

De a poco su nombre suena menos en los medios. Ahora son pocos los que se interesan de lo que ocurre en Sinaloa, en cuanto a temas futbolísticos. Tal parece que Dorados no causa la misma expectativa que hace seis meses.

De jugar una Final de Liga de Ascenso MX a pelear por no bajar más de categoría es el gran cambio que vive el Gran Pez. Muchos dirán que se acabó la magia o el efecto Diego Armando Maradona, pero de acuerdo con información de El Universal, lo que realmente pasó es que los jugadores ya no le hacen caso a su director técnico.

Y mucho podrán pensar que el discurso que maneja el Pelusa ya se desgastó y ya no creen en él, pero la realidad es que el interés por jugar es tanto que el plantel se cegó al grado de ya no seguir las instrucciones de su entrenador.

Es evidente que la situación no pasa por un acto de rebeldía, así lo aseguró el medio citado anteriormente. Más bien son la ganas de quedar bien con Diego Maradona las que hoy tienen un poco dividido al grupo por el afán de sobresalir personalmente y no colectivamente.

Diego Maradona en la Final de Ascenso MX del torneo pasado. (Imagen: Getty)

La emoción parece que no se ha diluido, al contrario, hoy el equipo está más que unido con su timonel. Pero llenarle el ojo sobrepasó la competencia interna y eso ya llegó al grado de tener algunos disgustos y hasta uno que otro desencuentro.

Podríamos decir que Maradona no tiene dificultades para armar su 11 por falta de actitud, sino por entusiasmo de sobra. Este tema sobrepasó los límites cuando el exjugador argentino tuvo que cancelar un entrenamiento y mandar a sus pupilos de regreso a casa para que se calmaran y despejaran la mente.

La cosecha de Dorados de Sinaloa este torneo es solo siete unidades en la misma cantidad de partidos jugados. Ante la enfermedad de Diego Maradona, el club aún tiene pendiente dos duelos de liga, los cuales podrían servirle para escalar posiciones y tener la esperanza de pelear por Liguilla.