Pocos creyeron en él. En el exterior la palabra fracaso abundaba por todos lados, pero en su interior estaba todo lo contrario. Sin miedo a encarar al rival sea quien sea, su habilidad para pensar cuando la precipitación está al máximo y su gran recorte hacia adentro hacen de Diego Lainez un futbolista con muchas condiciones, otra más por pulir, que quizás dejó escapar la gran oportunidad de su vida.

No sabemos si la decisión de que fuera al Real Betis en lugar del Ajax fue totalmente de él. Puede que su familia haya influido o que la directiva del América vio mejor la oferta de los españoles, pero la realidad es que muchos analistas se quedaron con las ganas de ver al tabasqueño en uno de los clubes con mejor formación de jugadores en el mundo.

Diego Lainez: la gran promesa del futbol mundial

El hubiera no existe, pero la mente es tan poderosa que en esta ocasión trataremos de recrear un escenario en el que Diego Lainez fichó por el Ajax, a pesar de los millones que pusieron en la mesa los sevillanos.

Para empezar tuviera la experiencia de disputar Champions League. Y pudo formar parte del plantel que realizó la proeza de eliminar a un mermado Real Madrid, en los Octavos de Final de la justa.

Puede que el tiempo de juego sea menor en comparación a los 10 encuentros que ha disputado el mexicano con el Real Betis. En el conjunto holandés Dušan Tadić, Hakim Ziyech y David Neres son los grandes referentes que pudieron opacar la irrupción del canterano azulcrema.

Razonemos un poco. Si un chamaco de 18 años llega a LaLiga, una de las mejores del mundo, y juega con tal descaro y ante defensas de gran calidad, que no pudo hacer en la Eredivisie. Y no es por menospreciar, pero el nivel es distinto.

Hasta la fecha es muy probable que Diego Lainez no tenga la proyección que hoy tiene en España, por mucha o poca que sea; aún le hace falta experiencia y mayor corpulencia. Lo que es un hecho es que el mexicano dejó escapar el momento de estar en una de las mejores canteras del mundo y de llegar mejor preparado para en un futuro dar el paso a una institución de mayor jerarquía.

Diego Lainez no juega con el Betis porque no sabe competir

A pesar de ellos, Diego está feliz y lo demuestra en sus últimas declaraciones: “Qué bien,  que les vaya bien (al Ajax), pero yo estoy feliz acá en Betis, yo lo decidí y para mí es lo mejor que me pudo pasar y estoy contento por estar aquí”, confesó.

Diego Lainez no jugó Champions pero sí lleva un gol con los Verdiblancos, mismo que consiguió en la Europa League frente al Stade Rennais.