¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Diablos Rojos del México, a 78 años de ser un referente del beisbol mexicano

11 de febrero de 1940, ese día cambió la historia del beisbol mexicano para siempre. Salvador Lutteroth y Ernesto Carmona fundaron el Club México, hoy mejor conocido como los Diablos...
Israel Rangel

11 de febrero de 1940, ese día cambió la historia del beisbol mexicano para siempre. Salvador Lutteroth y Ernesto Carmona fundaron el Club México, hoy mejor conocido como los Diablos Rojos del México. Una franquicia con gran importancia en la historia deportiva del país.

Con 16 campeonatos de la Liga Mexicana de Beisbol, los Pingos pueden presumir ser el equipo más ganador de todo el circuito azteca y también, en cuestión de títulos colectivos, uno de los más poderosos en cualquier disciplina.

Durante 78 años, la escuadra escarlata se ha dedicado a generar emoción y pasión por el Rey de los Deportes en la Ciudad de México, lugar que lo ha visto nacer, triunfar y caer por casi ocho décadas. Generaciones han pasado y el amor por los Diablos Rojos del México se mantiene e incluso es mayor, porque así lo buscan ellos, siempre entregándose en cada temporada.

El inicio no fue sencillo para los Pingos, pues tuvieron que esperar 16 años para alzar su primer título, en 1956. El único en la década de los años 50. En los sesentas se sumaron dos más, pero fue a partir de los años 70 donde el verdadero poderío de los Diablos explotó por completo.

De 1973 a la actualidad se han adjudicado 13 campeonatos, el último de ellos en el año 2014, cuando se despidieron del Foro Sol.

La afición de los Pingos ha podido disfrutar de su equipo en cuatro ‘casas’ diferentes: Parque Delta, Parque del Seguro Social, Foro Sol y, en el último par de años, el estadio Fray Nano, cada una de ellas con sus historias, alegrías y tristezas.

Sin embargo, con la evolución constante que caracteriza al equipo de la Ciudad de México, liderado por Alfredo Harp Helú, están a pocos meses de iniciar una nueva etapa, cuando inauguren su nuevo estadio.

Por supuesto, durante toda su historia, grandes nombres han usado la casaca de los Diablos. Desde las épocas de Benjamín “Cananea” Reyes, Nelson Barrera o el recién fallecido Ramón “Diablo” Montoya, hasta las más actuales, en las que se pudo disfrutar sobre el diamante a Roberto “Metralleta” Ramírez, Daniel Fernández y José Luis “El Borrego” Sandoval, todos ellos (y muchos más) peloteros que se ganaron el respeto y la admiración de la afición roja, al punto de ver retirados sus números, porque nadie más los iba a poder representar de la misma manera.

La grandeza de este equipo va más allá de los trofeos levantados, pues también se ha dedicado a impulsar el talento de los beisbolistas mexicanos, muchos de ellos con oportunidades en las Grandes Ligas, haciendo un gran papel, como el hecho por Roberto Osuna en tiempos recientes, por nombrar alguno.

Hoy en día los Diablos están en una época de reconstrucción que les permita volver a los planos más altos de la LMB, después de dos temporadas en las que no pudieron acceder a playoffs. Han reabierto la oportunidad de brillar a peloteros extranjeros con la casaca roja y este 2018 quieren marcar una nueva página gloriosa en su ya basta historia. ¿Lo conseguirán?