El ‘swag’ del Chatón Enríquez causa que lo detengan a diario

Probablemente Jorge “Chatón” Enríquez sea una de las promesas más recientes del futbol mexicano que no se consagró, por lo menos hasta ahora. Debutó con las Chivas y ahí pasó...

Probablemente Jorge “Chatón” Enríquez sea una de las promesas más recientes del futbol mexicano que no se consagró, por lo menos hasta ahora. Debutó con las Chivas y ahí pasó sus mejores momentos: jugó la Copa América en 2011 y en el Mundial de Colombia Sub-20 en el mismo año. Además formó parte del equipo mexicano que consiguió el Oro Olímpico en Londres 2012.

En la Copa del Mundo de la categoría, Jorge fungió como capitán y médula espinal del combinado. También fue candidato al Balón de Oro de la competición, no lo consiguió pero obtuvo el de Bronce. En aquella competición México se quedó con el tercer puesto.

Después de esa gran participación, Chatón solo ha dado tumbos. De Guadalajara saltó a León, de los Panzas verdes al Deportivo Tepic, de Coras a Santos y de los Guerreros a Puebla, su más reciente destino. Con los camoteros ha sumado minutos (313 en lo que va del torneo) pero está muy lejos del Jorge Enríquez que vimos en Colombia, donde incluso fue comparado con Esteban Cambiasso.

Pero la carrera de Enríquez no es lo que nos tiene esta tarde aquí, sino sus tatuajes y su aspecto físico, motivo por el que —según el futbolista— ha sido detenido en varias ocasiones por la policía: “El único motivo por el que me detienen es por el tipo de camioneta que manejo y por mi aspecto”, escribió Jorge en su cuenta de Instagram.

Por supuesto que los ‘justicieros’ lo dejan libre al ver que es futbolista del Puebla y de paso le piden un “boletito o una camisa”. En su publicación, el jugador no dejó de lado su deseo de dejar el país debido a la corrupción y burocracia que impera en todos los estados.

Ahora trasladen esa situación a un ciudadano que no es figura pública. No hay nada que pueda librarlo del acoso por parte de los policías. Seguro en lugar de boletitos o playera tendría que dar una “multita” solo por tener aspecto sospechoso.

No sabemos qué camioneta maneja Enríquez (seguro una que no muchos de nosotros podamos conducir en este momento), tampoco su aspecto al volante, pero de lo que sí estamos seguros es que si por algo deberían de detener al Chatón es por haber desaparecido el talento de sus pies, ¿dónde quedó?

Publicidad