Ayer el beisbolista Julio Urías protagonizó los titulares deportivos, aunque no precisamente por lo mostrado arriba de la loma.

Luego de ser considerado la promesa sensación de Los Angeles Dodgers, al punto de ser comparado con Fernando Valenzuela, las lesiones hicieron que poco a poco dejara los reflectores de la Major League Baseball (MLB). Y cuando apenas pensábamos que estaba recuperando su nivel, este martes se dio a conocer que fue detenido bajo el cargo de violencia doméstica.

Pero parece que no fue suficiente con quedarse toda la noche tras las rejas y tener que pagar 20 mil dólares como fianza, hoy la MLB decidió suspenderlo para realizar su propia investigación sobre el caso.

Julio Urías: tras los pasos del Toro Valenzuela

A pesar de que esta información fue corroborada por la novena angelina, se limitó a hablar sobre la situación del pelotero mexicano, dejando todas las averiguaciones correspondientes a las Grandes Ligas y abiertos a colaborar con lo que sea necesario para aclarar las cosas.

“Nos enteramos del presunto incidente esta mañana y estamos en el proceso de recopilar información. Como resultado, no tenemos comentarios en este momento sobre el incidente. Sin embargo, cada denuncia de violencia doméstica debe tomarse en serio y abordarse con prontitud, y cooperaremos plenamente con las autoridades y la MLB para garantizar que eso suceda en este caso “.

Para la máxima organización del beisbol en Estados Unidos, la violencia doméstica es un tema delicado, razón por la que desde el 2015 la MLB tiene derecho a realizar su propia investigación y aplicar castigos para erradicar esta práctica entre los jugadores.

La licencia administrativa dura siete días, aunque el lapso de la suspensión puede extenderse en caso de que la investigación lo requiera.

Ante esta situación, el mánager de LA Dodgers aseguró que solo sabe que la MLB está analizando todo el caso, pero negó saber cuánto tiempo durará todo este proceso puesto que nunca había tenido una situación similar en su trabajo. Asimismo resaltó que la falta de Urías no será problema para el armado de su juego puesto que cuenta con un buen bullpen, pero que el pitcher sigue entrenando, aunque separado del equipo.

En lo que va de la temporada, Julio Urías, de 22 años, ya fue relevista y abridor. Registra un récord de 2 juegos ganados, dos salvados y una efectividad 3.18.