Roban miles de pesos a equipo de la LMB

Los Saraperos de Saltillo sufrieron un robo de dinero en efectivo en su propio estadio.

La delincuencia no deja en paz a nadie en México. Desde una persona en la calle hasta un equipo profesional de beisbol pueden ser víctimas de los amantes de lo ajeno, como se dice normalmente. Así lo tuvo que descubrir Abner Nájera Gómez, gerente del estadio donde juegan los Saraperos de Saltillo.

De acuerdo a las autoridades, el equipo de Cohauila sufrió un robo de más de 50 mil pesos en efectivo, mismos que se habrían conseguido por las ganancias en las ventas del día sábado y fue el gerente del estadio Francisco I. Madero quien se percató de lo sucedido, cuando en la mañana del día siguiente llegó a su oficina y no encontró un par de bolsas, en las que se encontraba el dinero.

Según lo reportado, en una de las bolsas se encontraban ocho mil 774 pesos, mientras que en la segunda el monto ascendió a 42 mil 259 pesos. Uno de los principales sospechosos del robo es un trabajador del lugar, que habría aprovechado de la confianza de Nájera Gómez para entrar a la oficina y llevarse el dinero, por lo que las autoridades ya investigan por esa línea para tratar de de dar con el responsable.

En los últimos meses, este no ha sido el único delito en contra de un equipo del beisbol mexicano, pues semanas atrás los Diablos Rojos del México sufrieron el robo de un millón de pesos más 30 anillos de plata y equipo de cómputo, también en su propio estadio, el Fray Nano. En este caso, los delincuentes se vistieron con uniformes de limpieza y amagaron a las personas del inmueble para poder llevarse el botín.

Los equipos de la LMB, además del propio riesgo que tienen con personas de su propio estadio, también corren peligro durante sus trayectos, pues no olvidemos que normalmente viajan en autobús y a ciudades con índices delictivos altos. Por si fuera poco, en muchas ocasiones llegan de madrugada, por lo que pueden ser un objetivo fácil.

Tanto la LMB como las propias franquicias deberán poner más atención en la cuestión de inseguridad, si es que no quieren seguir perdiendo más allá del campo.

Publicidad