El partido que todos siempre quieren ver en el mundo del tenis se repitió en el mejor escenario de todos: Wimbledon. Roger Federer y Rafael Nadal se vieron las caras otra, la 40 en el historial y -como han acostumbrado a lo largo de 15 años- fue una batalla épica.

Te recomendamos: Roger Federer cumple el sueño de un niño afectado por cáncer

Tanto suizo como español jugaron un primer set de manera impecable con su saque, pocas ocasiones pudieron poner nervioso al contrario y todo se tuvo que definir en tie break, donde Federer logró imponer condiciones, llevándose la primera manga con un apretado 7-6 (3). 

Roger Federer lanza duras declaraciones contra Gerard Piqué

En el segundo set todo cambió drásticamente. Con la encomienda de nivelar el partido, Rafael tuvo que subir el nivel y comenzó a encontrar el camino muy temprano, ayudado de un Roger ‘perdido’ que parecía haber dejado todas las energías en el primer parcial e incluso dio la impresión que el suizo dejó ir la manga cuando estaba 1-4 y terminó cediendo con un aplastante 1-6. 

Para el tercer set, Su Majestad reconectó los cables y se notó desde un principio. De nueva cuenta, el público pudo disfrutar de dos de los tenistas más grandes de la historia entregados a plenitud. Con el cuchillo entre los dientes, Roger pudo marcar diferencia otra vez en la tercera manga y terminó conquistándola con un 6-3, resultado que lo ponía adelante dos sets a uno. Sin embargo, sellar el triunfo no iba a ser sencillo, eso lo sabían todos, incluido el propio suizo.

El cuarto set estaba destinado a ‘matar o morir’ y cumplió con las expectativas. Pese a un break temprano de Su Majestad, la Fiera -fiel a su estilo- no soltó nunca el partido y vendió muy cara la derrota.

Con el 5-3 a favor, Roger logró tener dos match points con el saque de Rafa, pero el español se defendió con todo lo que tenía y sacó a flote el game, obligando a Federer a ganar el partido con su saque. Una tarea que Nadal complicó demasiado.

El balear tuvo el chance de romper el saque del suizo y empatar el set a cinco juegos, pero en esa ocasión fue Federer el que mostró todo el temple del mundo, hasta que Rafael mandó afuera un revés, mismo que sirvió para que Su Majestad se llevara la manga por 6-4, celebrara la victoria y su pase a la Final de Wimbledon 2019.

Roger Federer: el ave fénix que renació de las cenizas

Con este triunfo, Federer logró su victoria número 16 frente a la Fiera y tomó venganza de Roland Garros 2019, donde el español lo eliminó en sets corridos.

Ahora, en el camino de Roger está Novak Djokovic, con quien disputará el trofeo de campeón en la final, en lo que promete ser otro duelo espectacular. Suizo y serbio se han enfrentado en la Catedral del Tenis -en partido por el campeonato- en dos ocasiones y en ambas el resultado se cargó al lado de Nole. ¿Podrá Roger cambiar la tendencia? En ilusión llega a tope.

Y cuando se habla de tenis, es imposible no hacerlo de Serena Williams.