¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Quién es Renata Zarazua, la mexicana que está sorprendiendo en Acapulco?

Renata Zarazúa ha conquistado Acapulco y a todo un país.
Redacción Los Pleyers
Renata Zarazúa, la estrella que se ha ganado Acapulco (Foto: Twitter @AbiertoTelcel)

El Abierto Mexicano de Tenis es -probablemente- el mejor torneo que existe en Latinoamérica. Durante 27 años, el AMT ha forjado una historia muy rica que le ha permitido tener dentro de sus cuadros principales a los mejores tenistas del momento. Thomas Muster, Venus Williams, Novak Djokovic y Rafael Nadal son algunas de las leyendas que han pisado la arcilla y cemento de México, pero este 2020 ha sido una ‘desconocida’ la que se ha robado todos los reflectores.

Te recomendamos: Tenista recibe regaño humillante de su entrenador [Video]

Para la edición del 2020 el Abierto de Acapulco anunció -fiel a su costumbre- a grandes jugadores. Nadal, Alexander Zverev, Venus Williams y Sloane Stephens fueron algunos de los nombres más atractivos. Al celebrarse en México, siempre existe la curiosidad por saber si algún jugador tricolor podrá brillar en casa, lo cual casi no pasa; sin embargo, este febrero fue una gran excepción, pues cuando nadie lo esperaba, apareció Renata Zarazúa para sorprender a México y el mundo entero.

Renata es una joven jugadora nacida en la Ciudad de México en 1997 y aunque comenzó su carrera tenística desde que tenía 13 años, no fue hasta el 2020 cuando el mundo supo en realidad quien era. Al igual que en ediciones anteriores del AMT, Zarazúa recibió una wild card para poder participar, pero esta vez puede decir que la ha aprovechado al máximo,

En la primera ronda del torneo de Acapulco, la mexicana tuvo que enfrentarse a Sloane Stephens, una de las mejores tenistas del mundo y quien ganó el US Open en 2017. Como era de esperarse, Renata salió como la menos favorecida, pero en su tierra puso un golpe sobre la mesa que nadie vio venir: eliminó a la estadounidense.

A partir de ese momento, la tenista tricolor tuvo un punto de inflexión y un impulso anímico que le permitió derrotar a Katie Volynets y Tamara Zidansek para acceder hasta las Semifinales, logrando un hecho histórico para una jugadora mexicana y en general para el tenis azteca.

Con su acceso a la antesala de la Final, Renata rompió una sequía de 27 años, en los que no se pudo ver a ningún mexicano (hombre o mujer) estar entre los cuatro mejores. El último en lograrlo fue Oliver Fernández en 1993, o sea la primera edición del AMT. En la rama femenil nunca se había visto algo igual.

Su amor por el tenis

A sus 22 años, Renata puede decir que su vida -desde siempre- ha estado ligada al deporte blanco y es que gran parte de su atracción por el tenis seguro llegó a través de su tío abuelo: Vicente Zarazúa, quien fuera jugador en la Copa Davis hace varios años y compartiera cancha con leyendas del tenis mexicano como Raúl Ramírez y Rafael Osuna.

Posteriormente, Vicente tuvo en sus manos la responsabilidad de ser comentarista del Abierto Mexicano en su primera edición, así lo rememoró el periodista Eduardo Varela. “En 1993 yo trabajaba para Cabledeporte y la primera transmisión en el Abierto en el Club Alemán fue Thomas Muster contra un jugador sueco. Yo era reportero en cancha y el que narraba el partido era Vicente Zarazúa, tío de Renata. Ahora, 27 años después está su sobrina acá, es de mucha emoción verlos y que esté jugando acá”, comentó el también cronista.

Renata en números

Como se mencionó, Zarazúa inició su carrera a los 13 años y es en torneos de la Internacional Tennis Federation (ITF) donde más había podido brillar, pues ha conseguido dos títulos en singles y 15 en dobles. Sin embargo, en torneos de la Women’s Tennis Association (WTA) no ha logrado coronarse.

Actualmente, Renata se encuentra en el ranking 270 de la WTA, pero esta no es su mejor posición históricamente, pues en 2018 se estableció en el 186, la cual busca superar este 2020 y vaya que ha comenzado de la mejor manera.

***

Independientemente de cómo termine Zarazúa el AMT de 2020, queda claro que dejó una huella imborrable, misma que se vuelve más relevante para un país que está ávido de tener figuras en un deporte que desde hace varias décadas no deja ninguna gloria. ¿Estamos ante la nueva estrella del deporte blanco de México? Ojalá así sea.

Te recomendamos: