Paris 1900: La primera medalla olímpica en la historia de México

La primer presea llegó hace 121 años.
El equipo de polo mexicano, ganador de la primera medalla olímpica | Foto: El Universal

Empezando el siglo XX, donde Porfirio Díaz estaba en el poder y previo a la Revolución Mexicana, el país ganó su primera medalla olímpica en Paris 1900, siendo los Escandón, una familia burguesa mexicana, los encargados de darle al país la presea prima correspondiente a una justa olímpica, la cual se reconoció hasta un siglo después.

¿De qué fue la primera medalla olímpica en la historia de México y bajo qué disciplina? Esta es la historia de los Escandón, los medallistas que trajeron la gloria al competir en Paris 1900, llenando de orgullo a la nación y a todos los deportistas aztecas.

Los primeros juegos para México

Paris 1900 no solamente significó las primeras medallas para México, sino también donde atletas mexicanos participaron por primera vez en un evento de esta envergadura. Tuvieron lugar de del 14 de mayo al 28 de octubre de aquel año, en el marco de la Exposición Universal.

Las pruebas deportivas atrajeron a 58 731 participantes, pero según el Comité Olímpico Internacional (COI), solo 997 atletas de 24 países, entre ellos 22 mujeres, compitieron en disciplinas que se son tomadas en cuenta como olímpicas. También estos juegos fueron los primeros donde participaron mujeres; teniendo la tenista británica Charlotte Cooper como la primera campeona olímpica en una competición individual.

Los Escandón y el polo

Los Escandón -los hermanos Manuel, Eustaquio y Pablo Escandón y Barrón– eran una de las familias más ricas de la burguesía mexicana de la época, los cuales tenían mucha influencia política y económica. Algo que marcaba su estatus era que podían practicar el deporte del polo, uno de los más caros que podían practicar. Pero, ¿Qué es el polo?

“El polo es un deporte de equipos, en el que dos equipos con cuatro jugadores cada uno, montados a caballo, intentan llevar una pequeña pelota de madera hacia la portería del rival, formada por dos postes de mimbre, por medio de un taco. El objetivo consiste en marcar la mayor cantidad de goles. El deporte tradicional del polo se juega en un campo de hierba de 270 por 150 metros (equivalentes a 300 por 260 yardas)”, según dice The Equestrian Sport of Polo.

Para estar a tono como socialités de inicios del siglo, los Escandón poseían haciendas, caballos de alzada, eran socios del Jockey Club y asistían al que era el Hipódromo de la Condesa -hoy es la calle Ámsterdam, perteneciente a  Ciudad de México – para que todo mundo los viera. Gracias a la práctica de aquel deporte, pudieron estar en Paris.

Bronce para México

A pesar de que México no participó oficialmente como una delegación en Francia, gracias a su privilegio, los Escandón pudieron integrar uno de los equipos de polo. Junto al estadounidense William Wright, ellos integraron el equipo ‘Norteamérica’, siendo una de las cinco agrupaciones que disputaron la competencia de polo en Bagatelle.

Tras una ronda inicial de todos contra todos, el equipo de los mexicanos cayó en semifinales ante el equipo Rugby (Francia – Inglaterra) con un marcador abultado de 8-0 por lo que ellos se quedaron con el tercer lugar y una charola de plata. Hay que recalcar que no hubo medalla de bronce entregada y aquella charola se perdió durante la Revolución Mexicana.

El equipo de polo mexicano | Foto: COM

Tuvieron que pasar 101 años para que el Comité Olímpico Internacional (COI) reconociera aquel tercer lugar de México por esta competición, cuando en 2001, se determinó ignorar el hecho de que todos los equipos de polo de París 1900 fueron integrados por personas de distintas nacionalidades, por lo que se reconoció esta medalla como la primera en la historia del país.

¿Volverá a disputarse el polo como deporte olímpico?

***

Encuentra el mejor contenido de Los Pleyers en nuestro canal de YouTube.

Publicidad