Vivimos en una época en la que los cambios están a la orden del día, y el mundo del deporte no está exento de ellos. Así como se transforman los formatos de las competencias, los reglamentos también tienen ciertos movimientos, aunque no siempre aplican a la equidad.

Algo así reclama Caster Semenya, quien tras intervenir una demanda con la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), el Tribunal Arbitral del Deborte (TAS) falló en su contra.

Sacan a pesista de convocatoria llamándola ¡GORDA!

La IAAF cambió en su reglamento una norma para obligar a las atletas mujeres con altos niveles de testosterona en la sangre, mejor conocido como hiperandrogenismo, que quieran participar en competencias de entre 400 metros y una milla a someterse a un tratamiento para reducir la producción a 5 o menos nanomoles por litro por al menos seis meses, mientras que antes el límite eran diez nanomoles.

“Soy consciente de que las regulaciones de la IAAF siempre se han dirigido de forma específica contra mí. Durante una década, la IAAF ha intentado frenarme, pero eso en realidad me ha fortalecido”, aseguró la atleta sudafricana, quien calificó la medica como discriminación.

Y este miércoles, después de un análisis de casi tres meses en Lausana, Suiza, el TAS coincidió con el calificativo, sin embargo, señaló que “esta discriminación es necesaria, razonable y proporcionada para el objetivo de la IAAF de preservar la integridad del atletismo femenino”, aunque resaltó  que tiene “serias preocupaciones sobre la futura aplicación práctica de este reglamento”. A pesar de esto, la IAAF aseguró que todo esta basado en estudios, los cuales mencionan que con más de 5 nanomoles, la masa muscular crece 4.4%, entre 12 y 26% la fuerza y 7.8% la hemoglobina.

Piden terminar con discriminación en la Liga MX Femenil

Caster Semenya insistió en que la decisión del TAS no la detendrá y seguirá con la lucha para inspirar a mujeres jóvenes y atletas en Sudáfrica y el resto del mundo, más porque cuenta con el apoyo del gobierno de su país.

“El ANC siempre ha apreciado el papel del deporte como unificador más allá de la división racial, étnica, religiosa, de género y de clase, sin embargo, hoy vemos como la IAAF, un organismo destinado a custodiar los valores del atletismo, actúa de una manera perjudicial que divide más que une”, dijo el Congreso Nacional Africano.