Algunos dicen que el cuerpo del ser humano es una máquina y como tal hay que tratarla y cuidarla. Sin embargo, las piezas de este mecanismo no siempre son las mismas, pues su desarrollo siempre irá de la mano con la edad que tenga. Sí, no es igual un artefacto con siete años de antigüedad comparado con otro de 30.

Para cuidar la ‘maquinaria’ es necesario hacer deporte, pero de la misma manera que pasa con la alimentación, la actividad física deberá ir acorde a lo que el cuerpo necesite, por tal motivo ahora veremos qué ejercicios ayudan más dependiendo la edad.

Niñez-adolescencia

Durante estas etapas, el hacer ejercicio es bueno para fomentar una cultura deportiva, mantener un peso adecuado para no padecer obesidad desde temprana edad y para el desarrollo de huesos y músculos.

La recomendación general es que durante este período es hacer una hora de actividad física y se puede cumplir a través de la natación u otros ejercicios como correr o jugar futbol, que se hacen en los colegios regularmente.

Durante los 20

Alrededor de los 25 años el cuerpo ha llegado a lo que podemos llamar “tope físico”, por lo que a partir de esa edad comienza un declive del cuerpo, es por eso que durante esta etapa es importante que se trate (y logre) de desarrollar masa muscular que al paso del tiempo será benéfico.

En esta época, se puede practicar de todo como natación, rugby, tochito, futbol, pero es importante que sean actividades cardiovasculares, para desarrollar músculos y quemar grasas con mayor facilidad. Es decir, también se pueden hacer ejercicios de fuerza, bicicleta o correr.

Los difíciles 30-40

Quizá desde un poco antes, pero la mayoría de la gente comienza con una vida sedentaria a partir del tercer piso y se mantiene durante un largo período, pero eso no debe ser impedimento para tener una buena salud.

En esta etapa, los ejercicios de alta intensidad pueden ser la mejor de las actividades, ya que, pese a tener una vida ocupada, siempre se puede dedicar una media hora a cuidar la máquina. O sea, durante una semana, hacer unos 150 minutos de actividad física ayudará a mantener la forma.

A partir de los 40, el cuerpo tiende a subir de peso debido a la acumulación de grasas y la masa muscular se reduce, por lo que lo recomendado es realizar ejercicios de resistencia como pesas o correr para mantener un cuerpo saludable.

50 en adelante

Desde esta edad los dolores corporales comienzan a hacerse presentes. Las rodillas u otro tipo de articulaciones sufren un desgaste natural, por lo que hacer actividades físicas de fuerza, con el fin de mantener la masa muscular, es una buena decisión. Caminar a paso rápido para generar sudor, cargar pesas o hacer tai chi como relajante puede ser una gran combinación.

Entre más pase la edad, el cuerpo sufre un mayor deterioro, pero eso no debe impedir mantenerse activo. Salir a caminar, hacer ejercicios bajo el agua o incluso solo clases de baile, el cuerpo lo agradecerá.

***

El tiempo no es pretexto para no realizar ejercicio. No importa si solo tienes media hora al día libre disponible o muchas horas, siempre habrá ejercicios perfectos de acuerdo al tiempo y edad que se tenga. Lo importante es saber en qué momento y cómo hacerlos.