Puede parecer que el deporte y la religión no tienen nada que ver. Sin embargo, existen varios aspectos que los hacen coincidir, al punto que incluso algunos clubes tienen en las creencias el punto de partida en su historia o al menos una relación muy estrecha.

Equipos con nombres evangélicos o relacionados a patronos son un tanto comunes en el balompié y aquí hablaremos de algunos de ellos. ¡Vamos!

6 deportistas que mostraron sus creencias religiosas a través de sus festejos

San Lorenzo de Almagro

Mundialmente conocido por la afición que el Papa Francisco le ha profesado a este club argentino, el cuadro sudamericano tiene una relación aún más cercana a la religión desde su origen, ya que el club debe su nombre a su fundador, el padre Lorenzo Massa.

Club Deportivo Papa Francisco

Y hablando del máximo representante de la iglesia católica, el Papa Francisco ‘tiene’ su propio equipo de futbol. Este conjunto milita en la Sexta División del futbol argentino y su nombre se debe a Jorge Mario Bergoglio.

Curiosamente, el nombre se adoptó antes de que Francisco llegara al Vaticano. El equipo vio la luz en 2013, justo cuando el actual Papa era uno de los candidatos para ocupar el puesto, por lo que se puede decir que fue una especie de ‘premonición’.

Los “Santos” 

Aunque su historia no se relaciona específicamente a un suceso religioso, en esta lista no se podían quedar atrás los clubes Santos, tanto de Brasil como el de México. Su nombre tiene que ver directamente con cuestiones de fe.

En el caso del Santos de Brasil, el nombre se debe por la ciudad donde juega, la cual significa “Pueblo de todos los Santos”. 

Universidad Católica de Chile

Este equipo se originó gracias a la idea de deportistas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, misma que depende del Arzobispado y del Vaticano, motivo por el cual tiene una relación muy cercana con la religión. Aunque su nombre lo deja muy claro.

¿Qué deportes puedes practicar en la playa durante Semana Santa?

Selección del Vaticano

Probablemente no haya equipo más religioso que este. Aunque el equipo no está reconocido por la FIFA, existe un combinado de futbol del Vaticano, pues no hay que olvidar que es un estado soberano.

Jugar contra este equipo sin duda sería una experiencia religiosa.