Guillermo Pérez: El taekwondista que se inspiró en Bruce Lee para ganar el oro en Beijing 2008

Dominó como pocos el arte marcial de Corea del Sur.
Pérez ganó el primer oro para México en taekwondo | Foto: Getty Images

El taekwondo fue presentado oficialmente como deporte olímpico en Sídney 2000 y para México significó su primera medalla con el bronce de Víctor Estrada. A partir de ese momento, el arte marcial surcoreana se convirtió en una de las más importantes para los atletas nacionales, entre ellos Guillermo Pérez.

Oriundo de Uruapan, Michoacán, Guillermo Pérez Sandoval nació un 14 de octubre de 1979, y sus inicios en el taekwondo fueron a la edad de cuatro años, tratando de imitar a Bruce Lee. Como en la mayoría de los niños, el deporte era apenas un complemento de la educación académica, hasta que comenzó a brindarle mayor seriedad.

Pérez enfrentó al dominicano Gabriel Mercedes en la final | Foto: COM México (Twitter)

En 1990, Guillermo Pérez se convirtió en campeón infantil nacional y durante años participó en diversos torneos, hasta que logró su primer título internacional en 1995. A finales de los 90, se trasladó a Puebla, y fue ahí donde tuvo la oportunidad de asistir a los Juegos Panamericanos de 1999 en Winnipeg.

Pérez ya era todo un taekwondista consagrado a nivel mundial cuando obtuvo su boleto a Beijing 2008 después de ganar el selectivo realizado en la Ciudad de México. Su gran oportunidad en la justa olímpica celebrada en la capital de China había llegado a sus 29 años y no la desaprovecharía.

El 20 de agosto de 2008, Memo Pérez debutó con victoria por 3-2 en la división de 58 kilos ante el británico Michael Harvey. El siguiente rival del mexicano fue el representante de Afganistán, Rohullah Nikpai, a quien venció por 2-1 y aseguró su pase a la semifinal para medirse a Chutchawal Khawlaor de Tailandia.

El nacido en Michoacán marchaba con paso firme en el tatami hasta ese momento, y tras eliminar por 3-1 al tailandés, ya tenía una medalla asegurada. Sin embargo, Pérez Sandoval tenía como objetivo convertirse en el primer taekwondista mexicano en ganar el metal dorado.

Memo se presentó a la final de su división para enfrentar al dominicano Yulis Gabriel Mercedes. Después del primer asalto se mantenía el empate a cero, y en el segundo, Pérez logró tomar la delantera, aunque el representante caribeño logró igualar la pizarra en el tercer round.

El combate se decidiría con un punto de oro, pero ambos contendientes no quisieron arriesgar demasiado, hasta que sonó la campana indicando el final. El empate de 1-1 se mantenía, por lo que los jueces otorgaron el triunfo a Guillermo Pérez por decisión de superioridad.

Memo Pérez se subió a lo más alto del podio en la división de 58 kilos | Foto: Getty Images

Aquel niño que se había inspirado en Bruce Lee para aprender artes marciales, en Beijing 2008 se convertía en el ganador del oro. El himno nacional mexicano volvía a escucharse en una categoría masculina y rompía una sequía de 24 años, desde que Raúl González subió a lo más alto del podio en Los Ángeles 1984.

El taekwondo comenzaba a regalar sonrisas a los mexicanos y tres días después, María Espinoza repitió la hazaña con la presea dorada en la categoría de 67 kilos. Por su parte, Guillermo Pérez continuó ligado a su disciplina algunos años más, hasta que anunció su retiro luego de no clasificar a Londres 2012.

***

Encuentra el mejor contenido de Los Pleyers en nuestro canal de YouTube.

Publicidad