Fingen que hijo tiene cáncer para conocer a su equipo favorito

Una familia fingió que su hijo tenía cáncer para poder conocer al equipo de la Universidad de Syracuse y reunir donaciones.

“Equipo de futbol americano de Syracuse puso una sonrisa en el rostro de un niño de 9 años con linfoma”, fue como título un medio local la nota el 1ro de agosto en la que aparece el pequeño CJ LaFrance conviviendo con los jugadores en un gran gesto de humanidad. Pero una semana después, todo se derrumbó.

Desde hace algunos meses, la historia del pequeño CJ comenzó a circular y a causar mucha consternación en la población de Syracuse, situación por la cual la comunidad se volcó en apoyo del infante que se dijo padecía de la enfermedad de Linfoma de Hodkin, que es un cáncer que se origina en las células del cuerpo que comienzan a crecer de forma descontrolada y puede reproducirse en cualquier parte del cuerpo.

Lee más: El cáncer, la enfermedad que hace “humanos” a los futbolistas.

Cuando su caso se hizo publico, el equipo de la Universidad de Syracuse organizó un entrenamiento junto al pequeño para que conociera a sus jugadores favoritos como el receptor Erv Philips y el quarterback Eric Dungey. Incluso se grabó un video de la convivencia, además de una serie de fotografías con elementos del conjunto y miembros del staff de coacheo, convirtiendo este día en uno de los mejores en la vida de CJ junto al equipo de sus amores.

Familiares del menor dijeron durante el evento que lamentablemente no se vería una mejora y que su linfoma ya se encontraba en fase tres, es decir recibiendo radiación y que presentaba un tumor maligno en el estómago que necesitaba cirugía.

Una semana después la historia es muy diferente, pues la oficina del sheriff del condado de Cayuga presentó cargos en contra de Martin y Jolene LaFrance por solicitar donaciones ilegalmente para su hijo CJ, quien no padece ninguna enfermedad.

Lee más: Jugadoras de Atlas donan cabello a afectadas por cáncer de mama.

Esto se vuelve más escandaloso tras darse a conocer que tenían una página de Go Found Me en la que ya habían recibido más de 3 mil 300 dólares y esperaban alcanzar una meta de 8 mil. Según una investigación policiaca que seguía una pista desde hace cuatro meses, se llegó a conclusión de que el infante no padece el cáncer que afirmaba su familia, es más se encuentra perfectamente sano.

Estos son los padres del pequeño CJ al que utilizaron para juntar dinero y conocer al equipo de Syracuse.

Ahora los padres, ambos de 35 años, tendrán que presentarse en la corte el 16 de mayo para aclarar la situación y buscar así limpiar su nombre.

Publicidad