Señores, señoras, niños, niñas… ¡el momento ha llegado! Bueno, ya casi. A partir del próximo 15 de abril millones de personas tendrán sus días de vacaciones gracias a la Semana Santa y esto solo significa una cosa: irse a la playa, disfrutar del sol, enseñar el cuerpo tonificado (o el que tengas) y hacer ejercicio. Sí, porque tener días de descanso no quiere decir que no puedes hacer actividad física. De hecho, quizá hasta sea más divertido.

Si eres de los afortunados que saldrá de la rutina y se dará una escapada con su familia, pareja o solo, aquí te dejamos esos deportes que puedes hacer mientras no estés en casa y así aprovechar el sol, mar y arena de alguna playa mexicana o del extranjero.

¿Cómo ponerse en forma para Semana Santa?

Voleibol

Probablemente es la actividad deportiva más común cuando se va a la playa y está bien. Pocas veces se tiene la posibilidad de hacer esta actividad en estas circunstancias. Es decir, presumiendo cuerpo, tomando una bebida refrescante y con el océano de fondo.

Solo recuerda usar protector solar, porque sino, la quemada estará fuerte.

Futbol

El deporte más popular de todos se puede practicar donde sea y la arena no debía ser un obstáculo. ¿Quién no ha jugado una reta en el atardecer? Sino, esta Semana Santa es una gran oportunidad. Es una sensación increíble mientras estás con tu familia o amigos. Por supuesto las apuestas no deben faltar.

Eso sí, correr cuesta más trabajo de lo normal, pero eso ayuda a la condición física. Entonces… está bien.

Caminata/correr

Si eres de esos que los deportes con balón no son lo suyo, o simplemente no te gustan, te puedes limitar a solo hacer una caminata o carrera a la orilla del mar. Nada como sentir el agua refrescante mientras realizas una de las actividades atléticas más recomendadas.

El amanecer o anochecer son los momentos perfectos, por eso de que no hay tanta gente en la playa y el sol no cae a plomo. Inténtalo, te puede gustar más de lo que creías.

Surf

Pocas son las personas que tienen la habilidad de enfrentar olas de gran tamaño, pero aunque no seas un profesional puedes aprender a hacerlo en tu escapada a la playa.

Con normalidad hay varios locales o personas capacitadas que te enseñan a montar olas. Por cierto precio, tendrás tu clase de surf y podrás aprender la técnica que te servirá para sorprender a todos.

¿Ejercicio para eliminar la resaca de una noche anterior?

Solo imagina: tú en una tabla de surf, subiendo tu foto en Instagram o Facebook y recibiendo cientos de likes.

Así que ya sabes, si vas a salir no hay pretexto para no hacer deporte. Puedes llevarte grandes experiencias, divertirte y tener mejor salud. Es un ganar-ganar.