En las últimas semanas, pocos temas pueden presumir ser tan relevantes como el que está protagonizando la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) y los atletas. Sin embargo, las razones por las que la institución gubernamental mexicana está en boca de todos no son por las que quisiera… al menos por lo visto hasta ahora.

Desde hace unos días, la Conade decidió hacer un reajuste en el monto de las becas que reciben los atletas, pero este se hizo sin un previo aviso, lo cual ha terminado por desatar en redes sociales un problema que poco a poco llega a más oídos y se agranda al paso de los días.

CONADE reduce y quita becas a deportistas

Todo inició el pasado 31 de mayo, cuando la Conade anunció que el depósito de las becas que se le debían a los atletas desde hace meses ya estaban al corriente, hecho que fue confrontado por los propios deportistas. Dos de los primeros en alzar la voz fueron Christopher Tronco -nadador paralímpico- y Nabor Carillo -judoca-. El primero atleta mencionado aseguró que solo le habían pagado un mes de dos que faltaban por pagarle y ambos coincidieron en el hecho de que sus becas habían sido reducidas a dos mil pesos.

Gracias Conade por bajarme la beca, si de por si era poco 5 mil ahora 2 mil, con este apoyo y motivación que nos dan a todos los atletas ya clasificados a los Juegos Panamericanos, vamos México. Recibo menos que los ninis, qué tristeza”, escribió en su cuenta de Twitter Carrillo para visibilizar la situación.

A partir de ese momento, varios deportistas más se unieron a las críticas contra la Conade, como la esgrimista Alely Hernández, quien aseguró haber asistido a las oficinas de la Comisión después de recibir un depósito de dos mil pesos. La explicación que encontró a la reducción fue que se dio por “un ajuste y por un mal seguimiento al presupuesto destinado a becas”. Además, Hernández también estableció -a través de un comunicado- que le mencionaron que “los ajustes no son lo que queremos, pero son necesarios”.

https://twitter.com/alelyHdzM/status/1136340191604617216

Después de toda la polémica generada, la Conade anunció una reestructuración en las becas para los deportistas. De acuerdo a lo mencionado por la institución, estos cambios se deben a que se encontraron irregularidades en la entrega de becas y por eso se tomó la decisión de lo siguiente:

Dicha reestructura se realiza en dos fases, en la primera se determinó estandarizar los rubros de los diferentes tipos de becas que se operaban hasta el año 2018 sin un soporte técnico y donde existían becas por perspectiva cuya asignación tenía un alto nivel de subjetividad.

Por lo anterior, se determinó un monto base para todos los deportistas activos en el padrón de becas Conade, el cual se mantendrá hasta la implementación de la segunda fase de la reestructuración, la cual será hasta después de los Juegos Panamericanos para establecer el monto, de acuerdo a los resultados, señaló la institución.

Por su parte, Ana Gabriela Guevara, titular de la Conade, también ya habló sobre el tema y aseguró que con el recorte de becas que hizo la institución ya se ahorraron 3 millones de pesos que eran destinados erróneamente. “Antes Conade era agencia de viajes, así lo hacían funcionar y se daban boletos de avión y estímulos. En el aspecto de competencia y todo es a través de federaciones que tengan sustentos técnicos y ya no de manera directa”, señaló Guevara para ESPN.

Sin embargo, dentro de todo el tema de reducción de becas a los atletas, también salió a la luz el caso de Luz María Chávez, quien ocupa el puesto de responsable de Becas y Atención a Deportistas en la Conade. ¿Qué sucede con ella?

Según lo publicado por la revista Proceso, Chávez -quien es amiga de Ana Gabriela Guevara- recibe una beca de 35 mil pesos mensuales a razón de ser entrenadora-metodóloga de deportes acuáticos en el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), el cual es un fideicomiso exclusivo para atletas de élite, entrenadores e integrantes de los equipos multidisciplinarios, de acuerdo al medio mencionado.

El gran problema es que Luz María no desempeña ninguno de los puestos señalados como para poder justificar el pago de su beca de 35 mil pesos. Según Proceso, la forma en que se intentó ‘disfrazar’ el apoyo a la funcionaria fue hacerla pasar como entrenadora de la nadadora Liliana Ibáñez, quien desde 2010 practica en Estados Unidos bajó la dirección de otro entrenador. Es decir, no existen motivos para Luz María Chávez sea beneficiada con dicha beca.

Al parecer este tema tendrá muchos capítulos más. Sin embargo, ya ha dejado varias preguntas en el alambre. ¿Por qué no se les avisó a los atletas de la reducción? ¿Por qué la Conade salió a dar una aclaración hasta después de las quejas? Si se encontraron irregularidades en la entrega de becas y se quiere terminar con esa práctica, ¿por qué se permite que la responsable de ese departamento reciba 35 mil pesos por un trabajo que no desarrolla?

El camino aún luce muy largo en este tema.