¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Del sueño a la vida real, ¿qué tan fácil es ser deportista en México?

Los niños no siempre tienen el apoyo necesario para dedicarse al beisbol profesional
Daniela Rangel
Osvaldo, niño beisbolista. (Foto: Los Pleyers)

Es muy común que los niños vivan de sueños, sobre todo porque constantemente escuchan la pregunta “¿qué quieres ser de grande?”. Doctor, maestro, policía… son algunas de las profesiones que más escuchamos como respuesta; aunque también están los que dicen que quieren ser como su mamá o papá.

Te recomendamos: Obrador confiesa que hubiera sido beisbolista en lugar de presidente

Pero entre todos esos chiquitos, no pueden faltar los que aspiran a ser como algún deportista. A esos que ven por televisión cada semana haciendo jugadas espectaculares o que en pleno estadio los contagian con la pasión de practicar su disciplina favorita.

Y es que seamos sinceros, ¿a quién no le gustaría vivir toda su vida ejercitándose y que además le pagaran por hacer su actividad física predilecta?

Uno de esos ejemplos es Osvaldo Lope, pequeño de tan solo 11 años que tiene alrededor de cinco practicando beisbol gracias al impulso de su abuelo. Deportista versátil que puede jugar de shortstop (SS) y en segunda base, aunque prefiere el campo corto “porque van más batazos ahí”.

Actualmente cursa la primaria pero ya tiene su futuro muy claro. Su más grande sueño es “jugar en las Grandes Ligas”, y terminaría de cumplirlo si ficha por los Chicago Cubs. Eso sí, me contó que no le importaría llegar a cualquier otra novena e incluso jugar en segunda base en lugar de SS con tal de ser parte de la MLB.

Aluxes de Yucatán. (Foto: Cortesía)

Conforme van creciendo, hay muchos padres que no aceptan siquiera la posibilidad de que sus hijos se dediquen al deporte. Afortunadamente ese no es el caso de Osvaldo.

Lope afirmó que aunque sus padres le dicen que tiene que estudiar una carrera, están a su lado para dar los pasos necesarios con tal de que siga jugando.

¿Pero qué pasa cuando los factores externos son los que no apoyan al desarrollo profesional?

Osvaldo pertenece a los Aluxes de Yucatán, equipo que gracias al Programa Mexicano de Beisbol y Softbol Vamos a Jugar fue invitado a participar en el torneo internacional “Sin Fronteras”, competencia que se llevó a cabo del 15 al 17 noviembre de 2019 en Texas.

Lo que pudo ser el escenario perfecto para que Lope desarrollara su talento y quizá algún visor lo observara, no fue nada de esto gracias a la burocracia.

A los niños y a sus tutores les dieron la cita para sacar la visa correspondiente para poder entrar a Estados Unidos un mes después de que el torneo se realizara. La liga metió presión para que el proceso se agilizara pero no fue suficiente.

Cuando hablé con Osvaldo, muy seguro de sí me dijo que se veía haciéndolo mejor que otros niños que estuvieran en la competencia porque sentía que era “mejor que ellos”. Sin embargo, por ahora no podrá comprobarlo ya que no pudo asistir al torneo estadounidense.

Hay una frase muy famosa que dice: “Todos nuestros sueños se pueden hacer realidad si tenemos el coraje de perseguirlos”. Los niños siempre estarán dispuestos a hacer lo necesario por cumplirlos, ahora solo falta que los adultos creemos escenarios para ayudarlos a desarrollarse.