Un día te levantas, te comes tu desayuno y te vas a entrenar pues el fin de semana tienes un duelo decisivo, ese sería el sueño perfecto de cualquier deportista profesional… lamentablemente no para las mujeres. En una época en la que aún luchamos por el respeto a nuestros derechos, a pasos pequeños se avanza en que las féminas podamos vivir de alguna disciplina.

Te recomendamos: Cómo las mujeres y el skate son ejemplo de equidad y lucha en el deporte

En Los Pleyers nos adentramos un poco al tema entrevistando a Ana Karen Hoops, jugadora del equipo Quetzales de la Liga Mexicana de Basquetbol Profesional Femenil.

El basquetbol en Oaxaca es un fenómeno cultural

Deportista desde los cuatro años, comenzó la actividad física en la gimnasia, pasando por la natación y el atletismo hasta que a los 10 su mamá la llevó a una práctica de baloncesto. Desde entonces no ha dejado las duelas a pesar de las lesiones, las operaciones y los problemas con entrenadores.

“Hoy en día el deporte está algo complicado para la mujer y ahorita que se nos dé la oportunidad de podernos decir basquetbolistas profesionales, la verdad es que es muy importante representar a muchas chicas que quieren llegar a este nivel e igual si sirve de algo, ser inspiración para ellas de que se puede lograr”.

Sin embargo, Ana Karen asegura que “al no compararse los sueldos entre hombres y mujeres” no ve como un sustento lo que gana en el circuito e incluso no tiene miedo en destacar: “estamos peor” que el caso de las futbolistas de la Liga MX Femenil, razón que la ha llevado a tener dos empleos.

“Yo no me puedo entregar al 100% porque tengo otras cosas, porque me gusta cierto estilo de vida que quiero mantener, entonces tengo dos opciones: estar al 100 físicamente y pues ser feliz porque nada más me dedicaré al basquet, pero ahora si que sin dinero, pidiendo apoyo; o hacer lo que hago ahorita”, resaltó la atleta, quien como muchas de sus compañeras, solo ven la competencia “como un trabajo extra”.

“Sí le dedico a mi físico el tiempo que pueda, también cuando no estoy tan cansada de los otros trabajos… entonces eso se ve reflejado en las canchas. Si las jugadoras no se dedican al 100% a estar en la cancha, pues el nivel no es tan bueno como podría ser”, sentenció.

04/09/2019, Ana Karen Hoops practica basquetbol profesional femenil en México

Hoops durante un partido de la Liga Mexicana de Basquetbol Profesional Femenil. (Foto: Redes sociales)

Además de basquetbolista, Ana Karen Hoops es conductora en Nación Ráfaga. Con el paso del tiempo le ha tomado cariño a esta etapa de su vida profesional pero no lo compara con lo que siente por el deporte.

“Si a mi me dieran a escoger: te pagamos lo mismo que te pagan en otros trabajos a que solo te dediques al basquet, si escogería basquet porque para mí no es trabajo, es diversión”.

Y así como con la Liga MX Femenil, la falta de patrocinios y el que los dueños no hagan el esfuerzo por difundir los partidos han influido en que el circuito femenil no crezca, pero ella trata de ayudar a que se dé a conocer acudiendo a “eventos deportivos, tanto de basquetbol como de otros deportes” pues “el chiste es correr la voz de que existe la Liga de Basquetbol Profesional Femenil en México”.

“Yo creo que es un círculo. El principal apoyo es de las marcas, los patrocinios, que se sumen a estos equipos, a que se sumen a la liga. Pero las marcas no van a apoyar si no hay un proyecto bien estable. O sea sí está estable ahorita pero creo que los directivos, los dueños de los equipos son más que nada gente que tienen sus propias empresas y que le tienen un amor al basquet enorme y que lo hacen de sus bolsas para solventar al equipo, pero no buscan venderlo a marcas”, explicó Hoops.

04/09/2019, Ana Karen Hoops practica basquetbol profesional femenil en México

Hoops en su etapa como conductora. (Foto: Redes sociales)

Hoops hoy presume ser parte de uno de los ocho conjuntos que integran el circuito profesional de mujeres. Ha sido seleccionada por parte de Tamaulipas y aunque solo ha recibido un llamado del Tricolor, no pierde la esperanza de representar a México en alguna competencia.

“Es algo que yo anhelo, que a pesar de la edad que tengo yo creo que no es tarde. Es tener en claro tus objetivos, tus metas, lo que tu quieres y pues darlo todo por eso. Es poner todo tu esfuerzo hacia un solo camino”, destacó la deportista.

Ana Karen Hoops, con 30 años y un mundo por recorrer, tiene como objetivo ser más fuerte físicamente y mejorar en el baloncesto ya que “uno nunca deja de aprender”.

“Mi camino ha sido el basquetbol y ahorita me siento muy agradecida de estar en este nivel y de representar de algún modo a las chavas que quieren seguir luchando por su sueño en el deporte y yo encantada de poder seguir cumpliendo mis sueños. Todo es cuestión de perseverancia, constancia, de seguir creyendo en uno mismo y las metas que uno tenga en la vida. Que a pesar de que te digan que no en un lado vas a poder seguir triunfando”, sentenció la tamaulipeca.