¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Sin prepa, pero con plata olímpica: ¿qué méritos tiene Ana Guevara para dirigir la Conade?

Ana Guevara tiene una carrera política, pero eso no le impidió ser señalada por sus estudios y su puesto en la Conade.

La vida de los atletas pueden tomar diferentes rumbos después de dejar sus disciplinas. Algunos se convierten en entrenadores, otros en empresarios y varios más en políticos. En años recientes, no han sido pocos los deportistas que terminan ocupando un cargo público; sin embargo, muy pocos logran causar el revuelo que produjo Ana Gabriela Guevara cuando se dio a conocer que sería titular de la Conade durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. 

Acostumbrados a que los directores de instituciones públicas no sean conocidos claramente por el grueso de la ciudadanía, con Ana Gabriela fue muy diferente. Su leyenda en el atletismo fue tan impresionante que la gente sabía a la perfección quién era en materia deportiva, aunque sus credenciales en otras perspectivas salieron poco a poco a la luz.

Tras retirarse de las pistas en 2008, Guevara se ligó casi de inmediato a la política. Ese mismo año se convirtió en titular del Instituto del Deporte del Distrito Federal, aunque después (de muy poco tiempo) dejó el cargo. En 2009 contendió por la delegación Miguel Hidalgo y quedó en segundo puesto.

Su posición más relevante le llegó en 2012, cuando logró convertirse en senadora plurinominal gracias a su candidatura por parte de los partidos PT, PRD y Movimiento Ciudadano. Hasta aquí el revuelo había sido muy poco, pero el “boom” se dio en 2018, al ser elegida para presidir la Conade. ¿Por qué? Su grado de estudios.

Pese a conocer los problemas del deporte en México gracias a su experiencia personal, el hecho de tener la secundaria como máximo nivel de estudios provocó que las miradas fueran puestas sobre ella, ya que algunos creen que no tiene la preparación suficiente.

Mi nivel académico no es ningún secreto, está manifiesto desde que entré al Senado. Y no hubo ninguna modificación a los estatus de la Conade, porque mi nombramiento fue presidencial y no se ocupó ningún cambio de lineamientos para que asumiera el cargo”, apuntó la exmedallista olímpica (Atenas 2004) sobre la polémica que (aún) la rodea.

Aunque su designación ha sido polémica, la realidad es que Ana llegó a su cargo con el visto bueno de varios atletas mexicanos de renombre. Paola Espinoza, Germán Sánchez y Alejandra Orozco fueron algunos competidores que en su momento felicitaron a Guevara por su nombramiento, aspecto que debe reconocerse, pues al menos sabe (o puede saber) lo que los atletas necesitan. Total, ella lo vivió.

Ana Gabriela llega a sus 42 años con mucha presión sobre ella. Estudios, dudas, apoyo de atletas y temas como la Fórmula 1 son algunos a los que debe responder. ¿Lo conseguirá de manera satisfactoria?