¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

AMLO cobraría deuda con estadios de beisbol

La pasión de AMLO por el beisbol quedó demostrada una vez más con la posible adquisición de estadios que servirían de pago.

Han pasado casi seis meses desde que Andrés Manuel López Obrador tomó la presidencia de México. En este tiempo, para nadie es un secreto que el Gobierno Federal ha caído en ciertas contradicciones; sin embargo, lo que siempre ha quedado muy claro son los gustos del mandatario nacional y entre ellos se encuentra el beisbol, que quizá sea el favorito de todos.

La pasión por el Rey de los Deportes ha sido un tema constante en la agenda de AMLO, ya sea en videos de él practicando su bateo, respondiendo preguntas hechas con jerga beisbolera, recibiendo a dirigentes de la Major League Baseball (MLB) o inaugurando el estadio Alfredo Harp Helú de los Diablos Rojos del México. Sin embargo, la relación del presidente y el beisbol no solo ha sido ‘social’, ya que este deporte también ha tenido injerencia en decisiones directas con cuestiones políticas, como la que está cerca de suceder en Sonora.

En su tradicional conferencia matutina, Andrés Manuel aseguró que la gobernadora de Sonora -Claudia Pavlovich- le ofreció a su administración dos estadios de beisbol -ubicados en Hermosillo y Ciudad Obregón-, mismos que servirían como pago de un adeudo de pensiones de trabajadores estatales que tiene la entidad. Ante la propuesta, AMLO mencionó que su administración está realizando los estudios pertinentes para saber si es viable la adquisición y los resultados estarían disponibles en no más de un mes. Después le daría la respuesta a la gobernadora.

“Estamos contemplando el que se pueda mantener los dos estadios, no echarlos abajo y utilizarlos para el fomento al deporte, al beisbol, y utilizar los espacios adicionales de estacionamiento para un desarrollo comercial que nos permita financiar de esa manera lo que iba a recibir el gobierno del estado”, detalló el presidente sobre la opción que están considerando.

Sin embargo, aunque las palabras de AMLO lucen positivas de cara a mantener ambos inmuebles, recalcó que “se están haciendo las cuentas para que nos alcance”, dejando la moneda en el aire.

Esta noticia beisbolera -en la que el gobierno muestra que quiere tener los dos estadios en beneficio al impulso del Rey de los Deportes– llegó de la mano de otra, ya que también se confirmó que el Gobierno Federal destinará 500 millones de pesos anuales el beisbol, caminata y boxeo, aunque con un pequeño ‘pero’ para las últimas dos, ya que más de la mitad (350 mdp) de ese presupuesto será para el beisbol.

No hay duda: el Rey de los Deportes es el preferido de la ‘nueva’ administración.