La representación de los mexicanos en Europa ha ido incrementando poco a poco en los recientes años. Aunque nos gustaría que fuera a grandes clubes no ha sido así. Pero todo suma, ¿no?

Sin duda el Chucky Lozano es, por ahora, nuestro máximo estandarte pero hay otros futbolistas que lo están intentando. Tal es el caso de Darvin Chávez, quien tras un letargo de un año volverá a jugar pero ahora en la Segunda División de Finlandia con el Jaro.

Lee más: Enrique Esqueda, nuevo integrante de la legión mexicana en Europa.

Darvin debutó en 2008 con el Atlas de Guadalajara, después vistió la playera del Monterrey y luego la del Veracruz. Formó parte de la Selección Mexicana que ganó el Oro Olímpico en Londres 2012.

“La oportunidad se dio por parte de una persona que ha estado acá, me habló y me dijo que había una posibilidad de venir a jugar y se la acepté, es algo nuevo para mí, algo diferente y más con la poca oportunidad que tuve allá en México sería algo importante y bonito conocer un país diferente, un futbol diferente y no dudé en venir para acá”, declaró Chávez a Medio Tiempo.

La llegada de Darvin a Finlandia fue festejada por su nuevo club, que a través de su cuenta de Twitter dieron a conocer el fichaje del mexicano. Resulta intrigante que jugadores mexicanos con una carrera prometedora tengan que viajar a otros países y jugar en divisiones inferiores en lugares que lejanamente tenemos en la mira.

Darvin Chávez jugará en la Segunda División de Finlandia con el Jaro

Tweet del FF Jaro.

“Desde que llegué todo es diferente, el clima, es lo que he notado más que el idioma, acá hablan sueco, finlandés, inglés, pero lo que sí es un poco complicado en estas fechas no puedes entrenar al aire libre, tienes que entrenar en campo cerrado, son cosas diferentes, experiencias nuevas para uno que gracias a dios se me dio esta oportunidad de vivirlas y muy contento de estar aquí”.

A los 28 años, Darvin iniciará una nueva aventura en Europa. Una prueba más de que el futbol mexicano es tan exótico que jugadores que ayudaron a conseguir el mayor logro de una Selección Mexicana en la historia hayan estado meses o años parados y sin oportunidades. Candil de la casa oscuridad de tu casa. Nunca tuvo tanto sentido.