¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Por culpa de Cuéllar, jugadoras homosexuales huyen de México

Desde Islandia, Bianca Sierra y Stephany Mayor relataron cómo salieron de México para vivir con tranquilidad su relación, además de continuar jugando futbol. En un texto publicado por The New...

Desde Islandia, Bianca Sierra y Stephany Mayor relataron cómo salieron de México para vivir con tranquilidad su relación, además de continuar jugando futbol. En un texto publicado por The New York Times, se lee la historia de un par de futbolistas mexicanas que decidieron salir del país para ser aceptadas en su relación amorosa dentro de un equipo de futbol en Islandia.

Sierra y Mayor, se conocieron en una de las concentraciones de la Selección Nacional Sub-20, que en ese momento era dirigida por Leonardo Cuéllar, entrenador que estuvo al frente de la rama femenil por muchos años. Después de una gira por China en 2013, surgió el amor y comenzó un romance que en su momento tuvieron que tener a escondidas por miedo a represalias. Las complicaciones en su relación surgieron previó al Mundial de Chipre en 2015, en donde Cuéllar las reunió para dar a conocer las reglas del equipo y se les llamó la atención por hacer evidente su relación.

“A mí no me importa si son novias o no, pero no las quiero ver ahí agarradas de la mano o haciendo desfiguros”, recordó Mayor de aquella reunión.

Tras esa regla decidieron quedarse en el equipo por el apoyo de sus compañeras, pero al terminar se sintieron incómodas de jugar en un equipo dirigido por un hombre que criticó su relación. En 2016, decidieron buscar oportunidades en otros lados, en un principio Sierra fue a Noruega, y Mayor a Islandia, pero después el destino las juntó y ahora ambas presentan su talento en uno de los mejores equipos de la Primera División femenil del futbol islandés.

 

Pero lo de Cuéllar no fue lo único que las incitó a salir de México, otro factor fue el tema cultural para aceptar la sexualidad, así lo explicó Mayor, “hay cosas que no se hablan, es algo yo creo cultural, no es fácil abrir tu relación. Para mí fue fácil abrirme con ella porque ella desde el principio tenía sus ideas claras de lo que quería, eso me ayudó mucho”.

Al subir fotos juntas en Instagram llegaron los insultos por parte de aficionados mexicanos, “no quiero que un par de machorras me representen. Dan asco” o “en mi barrio ya las hubiéramos quemado”. Son algunos de los comentarios que se leen.

Después de darse a conocer dicho texto, Leonardo Cuéllar declaró que espera hablar en su momento. Probablemente sea la primera pareja declarada abiertamente homosexual dentro del futbol mexicano.